El presidente Porfirio Lobo invitó el jueves a un auditorio de la cámara estadounidense de comercio a invertir en su país y enumeró las medidas que ha adoptado durante sus 20 meses de gobierno para crear un clima atractivo a la inversión extranjera.

Lobo señaló que en países pobres como Honduras la responsabilidad social es "prioridad porque el mercado es la columna vertebral de la economía, pero tiene que estar dirigida por criterios sociales", y mencionó éxplícitamente la energía solar y eólica como sectores específicos para invertir.

El mandatario indicó que su país contará desde diciembre con el segundo proyecto más grande en América Latina de energía eólica y destacó la legislación recientemente aprobada para crear zonas económicas especiales, en un intento de emular el gran crecimiento económico que esa figura jurídica le reportó a Corea del Sur y Singapur.

Lobo, quien termina el jueves una visita de tres días a la capital estadounidense, explicó que su gobierno redujo el déficit de finanzas públicas a 3% del PIB, elaboró un plan estratégico nacional para los próximos 28 años, ha visto un incremento del 40% en la inversión extranjera directa y logró una ley de protección a las inversiones porque "la libertad de invertir es la única forma de generar crecimiento y desarrollo".

Lobo se reunió en la víspera con su colega Barack Obama, quien declaró que la relación de Estados Unidos con Honduras empezó un "nuevo capítulo" tras el golpe de estado que derrocó en 2009 al entonces presidente Manuel Zelaya.

Obama halagó a Lobo por su liderazgo para restaurar el orden constitucional y la democracia, y por haber logrado que Honduras fuera readmitida por la Organización de los Estados Americanos (OEA) este año, poniendo fin a la suspensión que el organismo multilateral impuso a la nación centroamericana tras el golpe de estado.

El presidente estadounidense también subrayó los retos de Honduras en cuanto al respeto a los derechos humanos y al combate al crimen organizado trasnacional, cuya presencia acentuada en América Central ha elevado las tasas de homicidios entre las más altas de mundo para regiones sin conflicto bélico.

El relator de Naciones Unidas para la libertad de expresión condenó el miércoles el "excesivo silencio" de las autoridades hondureñas ante los crímenes de 23 periodistas durante los últimos cuatro años, de los cuales sólo tres casos han sido aclarados por la policía desde el 2007.

Lobo prevé reunirse el viernes con el subsecretario de estado para el Narcotráfico Internacional, William Brownfield, funcionarios del Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y la agencia estadounidense para la cooperación internacional (USAID por sus siglas en inglés).

Durante su estadía en Washington, el mandatario hondureño se ha reunido con el subsecretario de Estado William Burns, el secretario de Agricultura (USDA por sus siglas en inglés) Thomas Vilsack, el secretario de Justicia Eric Holder y a la secretaria de seguridad nacional (DHS por sus siglas en inglés) Janet Napolitano.

Lobo también pronunció un discurso ante el Consejo Permanente de la OEA, en la primer visita de un mandatario hondureño desde que el organismo multilateral readmitiera a la nación centroamericana después golpe de estado del 2009 y firmó cinco tratados continentales referidos a tráfico de armas y de drogas, biocombustibles y promoción de la paz.

Otras reuniones incluyeron a los senadores republicanos Marco Rubio y Jim de Mint, los representantes republicanos David Rivera y Kay Granger, presidente del subcomité de adjudicaciones; y los representantes demócratas Eni F. H. Faleomavaega, Adam Schiff y Michael Honda, vicepresidente del subcomité de adjudicaciones.

___

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo