Se espera una lluvia de unos 750 meteoros por hora el sábado, en momentos en que la Tierra atraviese una serie de flujos de polvo y hielo cómicos arrojados por el cometa Giacobini-Zinner. El cometa viaja a través del sector interior del Sistema Solar cada siete años.

Sin embargo, la hora para poder observar esa lluvia en Estados Unidos es terrible. Esos meteoros dracónidos deberán llegar a su clímax entre las tres y las cinco de la tarde, hora del Este de Estados Unidos (1900 a 2100 GMT) y es posible que el sol no permita observarla.

El meteorólogo espacial de la NASA Bill Cooke sugirió que se salga al exterior para dar un vistazo tan pronto como oscurezca. Podría tener suerte si el cálculo de los expertos está equivocado.

Además, aunque los meteoritos estarán cayendo durante la noche en Europa, Africa y el Medio Oriente, se espera la luna llena obstaculice el espectáculo en esos países.

"La luna lo arruinará, pues ha afectado la visibilidad de lluvias de meteoros en el presente año. El año próximo será mejor", dijo Cooke, quien es el líder del equipo que trabaja para la Oficina de Ambiente de Meteoritos de la NASA y que trabaja en el Centro de Vuelos Espaciales Marshall ubicado en Huntsville, Alabama.

Sin embargo, resultó que las lluvias de meteoritos en el presente año cayeron cerca de fechas de luna llena.

Como los dracónidos se mueven con relativa lentitud, a 20 kilómetros (12 millas) por segundo, tienden a desvanecerse y la luz de la luna "realmente los desaparece", indicó Cooke en entrevista telefónica.

Los dracónidos reciben su nombre de la constelación Draco, el dragón.

En 1933 y 1946, las lluvias de meteoritos dracónidos fueron intensos, pues los observadores informaron haberlos visto hasta en una cifra increíble de 20.000 estrellas fugaces por hora. Un astrónomo irlandés describió el episodio de 1933 como una tormenta de nieve.

La próxima explosión de meteoritos dracónidos después de este será en el 2018.

Si usted se pierde los meteoritos dracónidos, pueden observar los meteoritos oriónidos el 22 de octubre, que son restos del cometa Halley, que podría llegar a 20 meteoros por hora.

Entonces vendrán los meteoritos leónidos a mediados de noviembre, con hasta 100 meteoros por hora.

"Por desgracia, la luna también interferirá con ellos. Simplemente no tuvimos suerte, en términos de luz de luna en el presente año", indicó Cooke.

___

En la Internet:

Dirección Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA): http://www.nasa.gov/offices/meo/home/index.html

Organización Internacional del Meteoro: http://www.imo.net/draconids2011