La presidenta argentina, Cristina Fernández, lamentó hoy no haber podido conocer al cofundador y presidente de Apple, Steve Jobs, quien falleció este miércoles a los 56 años tras una larga batalla contra el cáncer.

"Hoy el mundo recuerda a Steve Jobs, uno de los hombres que más ha investigado, de esas personas que a uno le hubiera gustado conocer, porque realmente son cabezas importantes", afirmó la mandataria al inaugurar un polo tecnológico en Buenos Aires.

Fernández aseguró que le impresionó una frase del discurso que Jobs brindó en 2005 en la Universidad de Stanford, y que hoy recuerdan todos los medios de comunicación del mundo, en el que afirmó que "la muerte es el mejor invento porque permite que lo viejo sea sustituido por lo nuevo".

"Una frase muy fuerte, que me impresionó, porque la vida es así, necesitamos una renovación de los planteles de científicos e incorporar e interesar a las nuevas generaciones en las ciencias duras", secundó.