Pau Gasol se incorporó el jueves a los entrenamientos del Barcelona, el equipo que le vio nacer como jugador de básquetbol hace ya más de 10 años.

El ala-pívot español de los Lakers de Los Angeles se entrenará con el club catalán mientras dure el cierre patronal de la NBA, aunque de momento no tiene previsto disputar la liga española ni la Euroliga, máxima competición continental.

"Ahora mismo veo difícil que pueda jugar en Europa esta temporada", dijo Gasol en una multitudinaria rueda de prensa. "Sigo siendo optimista y estoy esperanzado en que al final esta situación (el cierre patronal de la NBA) se resuelva".

Gasol aseguró que sería una "catástrofe" la cancelación de la temporada en la NBA, pero alabó la firmeza de los jugadores en las negociaciones con los equipos.

"Sería una catástrofe si se cancelara toda la temporada NBA", afirmó. "Sería ciertamente dramático por la imagen de la liga, los aficionados de Estados Unidos y los jugadores NBA".

"Nos afectaría negativamente y económicamente, aunque fuera un sacrificio necesario para los jugadores de presente y de futuro", añadió.

Gasol compartirá vestuario en el Barcelona con su hermano menor Marc Gasol, de los Grizzlies de Memphis, quien se encuentra en la misma situación ante el cierre patronal.

En ese sentido, el jugador español agradeció a su club de origen la oportunidad que les da de mantener el nivel competitivo y señaló que su intención es rendir como uno más de la plantilla en las prácticas.

"Nuestra idea es estar en dinámica de equipo. Es una situación que tanto Marc como yo nos la tomamos como una oportunidad", explicó. "Podemos aportar calidad a los entrenamientos. Nos esforzaremos como si formáramos parte del equipo para dar nivel al entrenamiento, competitividad y esperamos que sea algo positivo".