El poeta sueco Tomas Transtromer ganó el premio Nobel de Literatura del 2011 debido a sus obras surrealistas sobre la mente humana, que le han valido elogios como uno de los más importantes escritores escandinavos desde la Segunda Guerra Mundial.

Según la Academia Sueca, el autor de 80 años de edad se merece el galardón "porque, a través de sus imágenes condensadas, translúcidas, aporta un acceso nuevo a la realidad".

En 1990, Transtromer sufrió un derrame cerebral que lo dejó semiparalizado y le privó del habla, aunque continuó escribiendo y publicando una colección de poemas — "El gran enigma" — en el 2004.

"Caminar es un salto en paracaídas de los sueños. Libre de la sofocante turbulencia en la que se hunde el viajero hacia la zona verde de la mañana", escribió en ese poema. "Se incendian las cosas. Desde el punto de vista de la penumbra está al tanto de los enormes sistemas de raíces de los árboles, sus lámparas oscilantes subterráneas. No obstante, en la superficie — una inundación tropical de ello — con los brazos levantados, escuchando al compás de una bomba invisible".

Transtromer había sido el favorito permanente para recibir los 10 millones de coronas suecas (1,5 millones de dólares) que acompañan el galardón, y en los últimos años los periodistas suecos aguardaron frente a su apartamento de Estocolmo el día en que era anunciado el premio de literatura.

Entre las obras más destacadas de Transtromer figura la de 1966 "Ventanas y piedras", sobre temas emanados de sus viajes y "Bálticos", de 1974.

Sus obras han sido traducidas a más de 50 idiomas e influyeron en poetas de todo el mundo, especialmente en América del Norte.

"Ha escrito poemas desde 1951 cuando hizo su debut. Y tiene realmente una pequeña producción", dijo el secretario permanente de la academia, Peter Englund.

"Ha escrito sobre los grandes temas. Escribe sobre la muerte, escribe sobre la historia y la memoria, y la naturaleza", agregó Englund.

Transtromer es el primer sueco que recibe el premio de literatura desde que Eyvind Johnson y Harry Martinson lo compartieron en 1974.

Según Englund, la academia es especialmente cautelosa a la hora de distinguir a los escritores suecos, por temor a ser considerada partidista.

"Por ello creo que hemos tenido extremado cuidado y no nos hemos apresurado", agregó el jueves Englund.

Desde la década de 1950, Transtromer mantuvo una estrecha amistad con el poeta estadounidense Robert Bly, que tradujo muchas de sus obras al inglés. En el 2001, la editorial sueca de Transtromer — Bonniers — publicó la correspondencia entre ambos escritores en un volumen titulado "Air Mail" (Correo aéreo).

A principios de año, Bonniers sacó una colección de sus trabajos entre 1954 y el 2004 en honor del 80mo aniversario del poeta.

Nacido en Estocolmo en 1931, Transtromer creció con su madre — maestra de profesión — tras el divorcio de su padre — un periodista. Comenzó a escribir poesía mientras estudiaba en la escuela Sodra Latin de Estocolmo y debutó con una colección titulada "Diecisiete poemas" a los 23 años.

Recibió una licenciatura en sicología de la Universidad de Estocolmo y luego dividió su tiempo entre la poesía y su trabajo como sicólogo.

La firma de apuestas británica Ladbrokes dijo que las pujas de último momento hicieron de Transtromer el favorito por 4/6 para ganar el precio.

"Era el segundo favorito y permaneció de forma destacada" hasta el final, dijo el vocero Alex Donohue.

"Esta mañana pasó a ser el favorito tras las apuestas de último momento, varias de ellas procedentes de Suecia", indicó.

El premio Nobel, considerado uno de los galardones mas importantes de la literatura, es otorgado solamente a autores vivos, aunque en algunos casos desata encendidas polémicas.

Algunas de sus selecciones anteriores fueron poco conocidas incluso para los eruditos en literatura, aunque otros gozaban ya de fama universal.

Entre los autores que nunca lo recibieron figuran el escritor argentino Jorge Luis Borges, el ruso León Tolstoy, el francés Marcel Proust, James Joyce y Graham Greene.