El astro puertorriqueño Ricky Martin podrá presentarse en Honduras la próxima semana después de que el Gobierno del país argumentó hoy que impedirlo, como han exigido grupos evangélicos hondureños, sería "un acto de intolerancia altamente censurable".

"Ricky Martin podrá ingresar a Honduras ya que es un embajador del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef)", afirmó este jueves la ministra hondureña de Justicia y Derechos Humanos, Ana Pineda, en una entrevista con la televisión local.

Ha sido el propio mandatario hondureño, Porfirio Lobo, quien ha ordenado desde Washington, donde cumple una visita oficial, que se celebre el recital de Martín, quien aceptó públicamente su homosexualidad en 2010, aseveró Pineda.

El espectáculo del premiado artista latino está previsto el próximo día 16 en un estadio de Tegucigalpa bajo el nombre de "Música + Alma + Sexo" (MAS).

"La posición oficial del Gobierno ha sido de respeto a los derechos humanos" y negar la actuación del astro boricua en Honduras "sería un acto de intolerancia y un acto homofóbico altamente censurable", aseveró la ministra, según los medios locales.

La Confraternidad Evangélica de Honduras envió el pasado 26 de septiembre una carta al ministro hondureño del Interior, Áfrico Madrid, en la que expresó su preocupación por "el mensaje y ejemplo" que pudiera transmitir el concierto del intérprete de éxitos mundiales como "Living la vida loca".

"Nos preocupa el mensaje y el ejemplo que transmitimos en cada uno de los eventos que organizamos dirigidos a nuestra juventud, así como el modelo de familia que conceptualizamos a través de ellos", indicó la misiva del grupo religioso.

Los evangélicos argumentaron en su misiva que el recital tendrá lugar en un momento de la historia hondureña en el que se requiere "levantar y cultivar los más altos valores cívicos y morales tendentes a consolidar y no debilitar la esencia misma de nuestra nacionalidad, de la familia".

Martin, de 39 años, vive con sus hijos gemelos, Valentino y Matteo, concebidos a través de inseminación artificial en un vientre de alquiler, y con su pareja.

La ministra Pineda anunció el visto bueno del Gobierno al concierto de Martin en una llamada que hizo desde Washington al Canal 5 de Tegucigalpa, donde tenían un debate sobre la presentación del cantante su colega Madrid y la diputada opositora Marcia Villeda, una de las promotoras del evento musical.

Madrid indicó durante el debate que su despacho analizaba una petición de sectores, los evangélicos, que abogan por "la moral y las buenas costumbres".

La semana pasada, la fiscal de Derechos Humanos de Honduras, Sandra Ponce, cuestionó a los sectores que se oponen a la presentación de Martin, y recordó que quienes incurren en actitudes xenófobas se exponen a una acción penal.

El polémico concierto también ha provocado la reacción solidaria con Martin de grupos de homosexuales, mientras que otros hondureños, a favor o en contra del concierto, han tomado el tema por el lado jocoso a partir de la preferencia sexual del cantante boricua, que por primera vez se presentará en este país centroamericano.