El secretario adjunto de Estado para Población, Refugiados y Migración de EE.UU., Eric P. Schwartz, aseguró hoy que Colombia cuenta con una de las legislaciones sobre desplazados internos "más completas y avanzadas del mundo", y que ha aumentado el presupuesto destinado a enfrentar el problema.

Colombia, el país del planeta con mayor número de desplazados internos y refugiados, "tiene una de las legislaciones sobre desplazados internos más completa y avanzada del mundo", aseguró Schwartz en un comunicado, "aunque la situación para muchos de ellos y muchos de los refugiados sigue siendo precaria".

Además, el secretario adjunto destacó el aumento de la inversión para aplacar el problema que ha hecho Colombia, donde unos 5,2 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares por el conflicto armado interno, según el último informe anual de la ONG Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes).

"El Gobierno colombiano ha registrado más de 3,6 millones de desplazados internos desde 1997 y su presupuesto para hacer frente a esta lacra ha aumentado de aproximadamente 67 millones de dólares en 2003 a más de 750 millones en 2011", añadió.

Según explicó Schwartz, no se trata solo de ayudar a los ya desplazados, sino también de mejorar la seguridad en las ciudades y municipios para que haya una disminución del número de desplazamientos.

Colombia registró más de 400.000 desplazados en el año 2001, frente a los 171.000 del año 2009 y los 120.000 que fueron estimados el año pasado, según el informe del alto funcionario.

"La sociedad civil colombiana, y en particular los líderes de los desplazados internos, merecen un reconocimiento por los avances que han tenido lugar y que han tenido un claro impacto en la política", subrayó.

"El reciente anuncio por parte de Colombia de una donación de 500.000 dólares a ACNUR para apoyar a los refugiados colombianos en Ecuador, y la reanudación del diálogo entre Colombia y Ecuador para el retorno de los refugiados constituyen señales alentadoras para abrir las puertas a soluciones duraderas a largo plazo", dijo.

Durante el año pasado, el Gobierno de EE.UU. proporcionó más de 78 millones de dólares en ayuda humanitaria para los desplazados internos de Colombia y los refugiados colombianos en la región.

Sin embargo, a pesar de algunos progresos, advirtió Schwartz, sigue habiendo una enorme brecha entre las buenas intenciones de la comunidad internacional y la realidad sobre el terreno, donde son los Gobiernos nacionales los que deben enfrentar su cuota de responsabilidad.