Brasil proyecta una cosecha de granos de 159,4 millones de toneladas, por encima de la cosecha de 2010 que fue la más elevada desde que se tiene registro, informó el jueves el organismo oficial de estadística.

La cosecha de cereales, leguminosas y oleaginosas de este año sería 6,6% superior a los 149,7 millones de toneladas del año pasado, según la última proyección del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) y 0,3% superior a su previsión anterior de agosto.

Gran parte del incremento se debe a un aumento en el área cultivada de los tres principales granos, arroz, maíz y soja, que representan 82,5% del área y 90,5% de la producción señaló el IBGE.

Por su parte, el secretario ejecutivo del Ministerio de Agricultura, José Carlos Vaz, consideró que con ese nivel de cosecha Brasil tiene condiciones de exportar alimentos sin descuidar el mercado interno, en momentos en que el fortalecimiento del dólar estadounidense frente al real brasileño hace atractivo vender en el exterior.

"Los precios agrícolas no deben tener mucha variación y el dólar está atractivo para las ventas externas", sostuvo Vaz. "El margen de ingreso de los productores rurales debe continuar positivo gracias a la valorización (del dólar) que compensa la baja en el precio de los productos básicos y el aumento en los costos de producción", agregó.