Un grupo de exempleados de YPF, filial argentina del grupo hispano-argentino Repsol YPF, mantiene bloqueado el ingreso de una planta que la petrolera posee en la provincia de Santa Fe, lo que puede afectar el abastecimiento de combustible, informaron hoy fuentes del sector.

Otro grupo de manifestantes, en tanto, levantó la protesta que realizaba desde el pasado lunes en el ingreso a una refinería de la empresa en la ciudad bonaerense de La Plata tras el refuerzo de la presencia policial en la zona, dijeron portavoces oficiales.

"No se puede permitir que unas pocas personas que mantienen un conflicto económico con la empresa tengan de rehenes a millones de personas que utilizan el combustible para trabajar o transportar la producción", afirmó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, a la prensa.

Los exempleados mantienen sin embargo la protesta en una planta de despacho de combustible de la localidad de San Lorenzo, donde se ubica una de las terminales portuarias más importantes del país, a unos 300 kilómetros al norte de Buenos Aires.

Los protestantes reclaman el cumplimiento de un antiguo programa de propiedad participada de la compañía, que contempla la distribución de ganancias de la firma, dijeron fuentes ligadas a la manifestación.

La planta de San Lorenzo abastece las estaciones de servicio de YPF ubicadas en Santa Fe, en el norte de la provincia de Córdoba y en zonas de Entre Ríos, precisaron los portavoces.

"Prácticamente no hay suministro de nafta (en Santa Fe)", reconoció a medios locales Daniel Giribone, de la Cámara de Estaciones de Servicio.

"Las otras petroleras no alcanzan a cubrir la demanda", añadió Luis Malchiodi, presidente de la Federación de Expendedores de Combustible de la provincia de Buenos Aires.

La protesta se realiza poco antes del próximo "fin de semana largo", a raíz del festivo del lunes, advirtieron los representantes de las cámaras del sector.

YPF lidera el mercado argentino de hidrocarburos y combustibles y es la mayor empresa del país.