El banco Dexia inició negociaciones para vender su sucursal en Luxemburgo a un grupo de inversionistas de varios países y el gobierno luxemburgués, informó la entidad el jueves, en lo que parece ser el primer paso para un rescate y reestructuración masivos.

El anuncio no detuvo la venta de acciones del banco franco-belga, que cayeron 17% en Bruselas hasta que se suspendieron las transacciones, las cuales se reanudarán el lunes. Aparte de una leve recuperación el miércoles, las acciones del Dexia han caído en picada esta semana y sus problemas han revivido los temores de una crisis bancaria similar a la que provocó el derrumbe de Lehman Brothers en 2008.

Dexia SA es un importante tenedor de bonos de Grecia, Italia y otros países altamente endeudados. Ante el miedo a una mora en los pagos, otros bancos temen prestarle a Dexia, que en consecuencia tiene problemas crecientes para financiar sus operaciones diarias.

Los inversores huyeron de sus acciones esta semana — provocando en determinado momento una caída del 40% — entre conjeturas de bancarrota. Los gobiernos francés y belga intervinieron rápidamente para garantizar su liquidez y depósitos.

Pero la fuga continuó, y el ministro de Hacienda francés Francois Baroin dijo el miércoles que el banco no podía continuar en su actual estado. La compañía anunció que su directorio se reunirá el sábado para discutir esas alternativas.

Poco después se suspendieron las operaciones con los títulos de Dexia. La compañía dijo que el regulador del mercado belga pidió la suspensión "en vista de la extremada volatilidad del título", tras los dos anuncios del jueves "y el volumen de información contradictoria que circula sobre el Grupo".

Horas antes se conoció el primer paso de la reestructuración desde Luxemburgo, sede del Dexia Banque Internationale a Luxembourg, nombre completo del banco.

Dexia dijo que había iniciado negociaciones con un grupo de inversores internacionales para vender la sucursal y que el gobierno luxemburgués cumpliría un papel.

El gobierno confirmó que estaba dispuesto a participar con un paquete minoritario.