El expresidente peruano Alan García dijo hoy que los países de la Alianza del Pacífico deben sortear la crisis internacional con planteamientos que atraigan la inversión extranjera, frenen la inflación y en los que haya "cero proteccionismo".

En el Primer Encuentro Internacional de la Cuenca del Pacífico de dos días, que inició este miércoles en Cali, ciudad del suroeste de Colombia, García invitó a los países bañados por ese océano a aprovechar la recesión como una oportunidad.

El exmandatario peruano (2006-2011) puso como ejemplo su gestión, en la que sus políticas favorables a la firma de acuerdos comerciales propiciaron un crecimiento de entre el 7 % y el 8 % en los últimos cinco años, la llegada de más de mil empresas extranjeras y la creación de 2,4 millones de empleos.

Por el contrario, desestimó los modelos económicos intervencionistas que se desarrollan en la región latinoamericana.

"A punta de estatismo no se derrota la pobreza, antes por el contrario esos países se precipitan hacia el desastre. Sólo falta que nacionalicen las peluquerías allá (en Venezuela)", dijo García en alusión a las nacionalizaciones de empresas que ha hecho el presidente, Hugo Chávez, recogió el diario El País de Cali.

El "estatismo", según apreció, conduce a que no llegue la inversión y por lo tanto al endeudamiento, lo que afecta al empleo y en última instancia, genera más pobreza.

García, en su primera visita exterior desde que le cediera la jefatura del Estado peruano al nacionalista Ollanta Humala, quien tomó posesión el pasado 28 de julio, recomendó a los países latinoamericanos un manejo fiscal prudente, políticas para atraer inversores, evitar el proteccionismo y controlar la inflación.

"De esta manera un país será atractivo para el mundo. Un mundo que tiene tres billones de dólares guardados en bancos y corporaciones, que buscan llegar a aquellas naciones con estabilidad económica", aconsejó.

A su turno, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, calificó la región de Asia-Pacífico como "el nuevo polo de desarrollo" y manifestó la intención de su país de participar de ese progreso.

Para argumentar la capacidad de crecimiento que puede tener Colombia en ese mercado, Santos dijo: "En 2010, sólo el 10 por ciento de nuestras exportaciones se dirigieron a los países de Asia Pacífico y el 23 por ciento de nuestras importaciones fueron originarias de estos países".

Como consecuencia de la alianza comercial, predijo una mayor actividad industrial en los puertos, más posibilidades de exportar productos colombianos y más infraestructura, trabajo e ingresos para la zona pacífica del país, en la que se ha detectado una pobreza histórica.

Por su parte, el ministro colombiano de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, quien también participó en el encuentro, invitó a los países de la Alianza del Pacífico (Colombia, Perú, México y Chile) a unir fortalezas y esfuerzos "para poder llegar en conjunto a los países asiáticos".

Además, explicó que en la estrategia colombiana para consolidar su relación con Asia se están tramitando Tratados de Libre Comercio (TLC) con Corea del Sur, cuya aprobación confió en que se dé en 2012, además de Turquía, Japón y Australia.