El bateo explosivo de los Cascabeles de Arizona volvió a hacer acto de presencia en el cuarto partido de la serie de división de la Liga Nacional para vencer por 10-6 a los Cerveceros de Milwaukee y dejar empatada a 2-2 la eliminatoria que disputan al mejor de cinco juegos.

El antesalista Ryan Roberts impuso sus condiciones de juego desde el primer episodio al pegar grand slam, y el guardabosques Chris Young aportó dos vuelacercas para llevar a los Cascabeles de Arizona a un triunfo por 10-6 sobre los Cerveceros de Milwaukee.

Después de haber perdido los dos primeros duelos, y a punto de ser "barridos", los Cascabeles reaccionaron para sumar dos triunfos consecutivos, que los pone a sólo una victoria para disputar el banderín de la Nacional.

Sólo una noche después de haber apaleado a los Cerveceros con pizarra de 8-1, los Cascabeles volvieron a castigar a la novena de Milwaukee a base de poder de sus bates para conseguir la victoria.

Esta vez Roberts (2) dirigió el ataque al pegar batazo de cuatro esquinas en el primer episodio para vaciar la casa.

Roberts cazó los lanzamientos que le ofrecía el abridor Randy Wolf, y le sacó la pelota del campo por todo lo alto del jardín izquierdo, vació la casa y dio la ventaja a los Cascabeles, que ya nunca más iban a dejarse quitar.

Young (3) respaldó el poder de Roberts y se fue con dos cuadrangulares. El primero de ellos sobre Wolf, que no se había repuesto de la sorpresa que le ocasionó el grand slam, cuando volvió a escuchar el sonido del bate, en la primera entrada, sin corredores en circulación.

Ambos jonrones los recibió Wolf cuando la pizarra marcaba dos "outs".

El segundo cuadrangular de Young fue en la séptima entrada contra la serpentina del relevo Chris Narveson, llevando a un corredor por delante, con un "out" en la entrada.

Los dos jonrones de Young se convirtieron en los primeros que conecta un jugador en un partido de fase final en la historia de los Cascabeles.

El segunda base Aaron Hill (1) cerró la cuenta al conectar otro toletazo de vuelta entera sobre Narveson, solitario.

En la lomita el beneficiado por el poder de la batería fue el relevo Micah Owings (1-0) en dos episodios, permitiendo dos imparables.

Por los Cerveceros, el guardabosques dominicano Carlos Gómez (1) se voló la barda en el octavo episodio, teniendo a un corredor en los senderos.

La derrota de los Cerveceros fue para Wolf (0-1), que en tres entradas completas aceptó ocho imparables, dos jonrones, siete carreras, dio tres bases y retiró a dos por la vía del ponche.

El quinto juego de la serie se llevará a cabo el viernes en el campo de los Cerveceros, que tendrán como su abridor al mexicano Yovani Gallardo (1-0), quien sostendrá un duelo de pitcheo contra Ian Kennedy (0-1), de los Cascabeles, que lo perdió en el primer juego de la eliminatoria.