Samsung Electronics anunció hoy en un comunicado que planea presentar demandas en Francia e Italia para que se prohíba la distribución del nuevo iPhone 4S de Apple en esos mercados, en un nuevo capítulo del contencioso que ambos mantienen.

Las denuncias de vulneración de patentes se presentarán hoy en sendos tribunales de París y Milán por la violación de dos tecnologías relacionadas con la transmisión de datos móvil, "específicamente de estándares Wideband Code Division Multiple Access (WCDMA) para móviles 3G".

"Samsung considera que la violación de Apple es tan grave que las ventas del iPhone 4S -presentado ayer por la multinacional estadounidense- deben de ser bloqueadas", informó la compañía desde Seúl.

Asimismo, la multinacional surcoreana, segundo fabricante mundial de teléfonos móviles, indicó que también baraja demandas similares en otros países después de revisar la evolución de la situación.

Un portavoz de Samsung confirmó además a EFE que han pedido también a la Unión Europea (UE) que anule los derechos exclusivos de Apple sobre el diseño de su tableta iPad, para evitar nuevos problemas de patentes.

Este es el último capítulo de una guerra legal entre los dos principales fabricantes de teléfonos "smartphones" y tabletas electrónicas, que comenzó en abril y que por el momento se salda a favor de Apple, que ha logrado la suspensión de las ventas de las tabletas Galaxy Tab de Samsung en Alemania desde agosto.

En Australia, Apple sigue un proceso similar contra las tabletas electrónicas de Samsung, que ofreció un acuerdo sobre patentes para que el nuevo Galaxy Tab 10.1 pueda comercializarse antes de navidad, pacto que la multinacional de California rechazó.

Apple acusa a Samsung de copiar el diseño y algunas funciones de sus iPhone y iPad, mientras que la surcoreana asegura que esas ideas no son propiedad exclusiva de su competidor, al tiempo que ha contraatacado con otras demandas de patentes, que suman ya una veintena en todo el mundo.

El martes, Apple presentó el iPhone 4S, una versión mejorada de su último iPhone en el mercado, que estará disponible en EEUU, Australia, Canadá, Francia, Alemania, Japón y Reino Unido el 14 de octubre y que además supone una rebaja en el precio de las versiones anteriores.