Aaron Rodgers desestimó el miércoles los comentarios recientes de Brett Favre y dijo que prefería hablar de los logros de sus compañeros en los Packers de Green Bay que de las opiniones de su antecesor en el puesto de quarterback.

En una entrevista con la emisora 790 The Zone de Atlanta, Favre hizo declaraciones que se interpretaron como un intento sutil de menospreciar los logros de Rodgers.

Favre dijo que no le sorprendía el que Rodgers hubiera ganado un Super Bowl.

"Lo que más me sorprendió es que no lo lograra antes", dijo el ex quarterback.

El mariscal retirado opinó que Rodgers es "muy bueno", pero añadió que su sucesor "simplemente cayó en una situación muy buena", al llegar a un equipo talentoso que lo apoya.

Rodgers no quiso abordar los comentarios de Favre, salvo aquellos que elogiaban a sus compañeros.

"Diré que estoy muy orgulloso de nuestro equipo", dijo. "Hacen falta 53 hombres para ganar un campeonato".