Ante la escasez de recursos, Paraguay unificará a fines de este mes las cumbres de mandatarios Iberoamericana y Unasur, informó el miércoles la cancillería.

En septiembre la cámara de diputados había rechazado un pedido del gobierno de 450.000 dólares como extensión del presupuesto de gastos 2011 para el alquiler de vehículos blindados para transportar mandatarios, contratación de hoteles de cinco estrellas y otros insumos de logística.

Los diputados, por unanimidad, consideraron que el gobierno del presidente Fernando Lugo tenía dinero suficiente en el presupuesto.

No obstante, en un comunicado enviado a la AP la cancillería señaló que el 28 y 29 de octubre se desarrollará la Cumbre Iberoamericana a un costo de 1,5 millón de dólares y que el 29 se hará la cumbre de Unasur en la que Paraguay recibirá la presidencia temporal por seis meses de ese bloque.

Hugo Saguier, coordinador de ambas reuniones, confirmó que "la inauguración de la Iberoamericana, con la presencia de los Reyes de España, está prevista para el 28 por la noche en el teatro del Banco Central y al otro día las deliberaciones se realizarán en el salón de convenciones de la Conmebol en cuyo hotel, precisamente, se alojarán los mandatarios".

Agregó que "los demás miembros de las diferentes delegaciones serán distribuidos en otros hoteles de Asunción. El dinero para solventar estas actividades saldrá de la cancillería y de otros ministerios".

Saguier adelantó que apenas termine la Iberoamericana "haremos la Cumbre de Unasur con un intervalo de 15 minutos para los ajustes técnicos. Con esta unificación, evitaremos que los presidentes tuviesen que desplazarse de nuevo hacia Asunción en noviembre, mes en el que en principio debía organizarse esta cumbre".