Aunque México será local y tendrá tres refuerzos mayores, el técnico de su selección de fútbol Luis Fernando Tena dijo el miércoles que espera un camino difícil hacia el podio de los Juegos Panamericanos de Guadalajara.

Con la misión de ganar la medalla de oro, los mexicanos modificaron su plan original de encarar la justa continental sólo con juveniles y se reforzaron con el portero Jesús Corona, el volante Jesús Zavala y el delantero Oribe Peralta.

"No se puede adelantar o suponer que va a ser fácil, la idea era jugar con jóvenes pensando en el preolímpico, pero al ver que otras selecciones venían con mayores, sí quisimos reforzarnos con tres jugadores que tienen futuro en la selección mayor", dijo Tena en rueda de prensa.

México ya venía disminuido porque ocho de sus jugadores de este seleccionado fueron sancionados por participar en una fiesta no autorizada previa a la Copa América.

"De por sí teníamos el problema de los ocho suspendidos y al ver que los otros equipos venían reforzados, no dudamos en llamar a esos jugadores que son de gran calidad", añadió el estratega.

México debuta en el fútbol de los Panamericanos el 19 de octubre ante Ecuador.

"La presión (por una medalla) nos la ponemos nosotros mismos por ser locales", dijo Tena. "De los rivales hemos checado (confirmado) que Ecuador trae tres jugadores mayores, sabemos que Uruguay tienen una lista de mayores de donde saldrán tres y parece que solo Brasil y Argentina no venían con mayores".

Tena dijo que el jueves dará a conocer la lista definitiva para los Panamericanos.

En su penúltimo fogueo antes de la justa, la selección venció el miércoles 2-0 a Pumas Morelos de la segunda división con goles de Jerónimo Amione y Othoniel Arce.

"Fue importante (el partido), son útiles los entrenamientos porque vamos sacando conclusiones en lo individual y en lo colectivo", dijo Tena.

El encuentro se realizó en la cancha de superficie sintética del Centro de Alto Rendimiento localizado al sur de la capital. Tena quiere que su equipo se adapte a esa superficie que es la misma que existe en el estadio Omnilife de Guadalajara.

"Los jugadores se van adaptando bien, unos lo hacen más rápido que otros y debemos de hacerlo lo más rápido posible", concluyó el entrenador.