Edison Cavani y Luis Suárez, que estaban lesionados, practicaron el miércoles con los titulares de la selección uruguaya que se prepara para recibir el viernes a Bolivia, en el arranque de las eliminatorias de la zona sudamericana para el Mundial de Brasil 2014.

Según informes coincidentes de los medios de prensa, el entrenador Oscar Wasghinton Tabárez, que aún no dio la oncena inicial, pondrá en el ataque a Diego Forlán, Cavani y Suárez, pensando ya en el equipo que saldrá al campo de juego en el estadio Centenario.

Esto determinó un cambio táctico en la formación que se venía ensayando, ya que el entrenador optó ahora por una figura 3-4-3, seguramente pensando en contrarrestar el planteo defensivo que le hará Bolivia.

Si la recuperación de los lesionados se confirma, Uruguay formaría con Fernando Muslera en el arco; Martín Cáceres, Diego Lugano y Diego Godín, en la defensa; Maximiliano Pereira, Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Alvaro Pereira, en el mediocampo, y Cavani, Suárez y Forlán en el ataque.

Cavani sufrió un esguince de tobillo jugando por el Nápoles italiano, mientras que Suárez, del Liverpool inglés, padeció una molestia muscular en la raíz del muslo, según el informe de la sanidad celeste.

Si Cavani y Suárez no se recuperan o se decide reservarlos, ingresarían Alvaro González en la línea de volantes y Abel Hernández en ofensiva, por lo que el combinado variaría su esquema técnico a un 4-4-2.

Tras la práctica del miércoles, el plantel del seleccionado quedó concentrado.

Para este jueves, Tabárez tiene planificado un movimiento táctico y tiros con el balón detenido.

Bolivia llegará el jueves y en horas de la tarde realizará un reconocimiento del campo de juego del Centenario.

La venta de entradas para este encuentro avanza con lentitud. Hasta el momento se han colocado unas 20.000 localidades y la prensa estima que estadio, que tiene un aforo para unos 55.000 espectadores, no estará colmado el viernes.