El técnico Claudio Borghi piensa en Mauricio Pinilla como reemplazante del lesionado Alexis Sánchez para acompañar a Humberto Suazo en la delantera chilena el viernes en el partido contra Argentina por las eliminatorias mundialistas.

"Con Pinilla ganamos cabezazo en las dos áreas", señaló el técnico en declaraciones al Canal del Fútbol el martes por la noche.

Confirmando su espíritu ofensivo y de hacer lo posible por conquistar un triunfo en Buenos Aires, Borghi apuntó que "si lo pongo (a Pinilla) con Suazo es porque quiero atacar a Argentina. No me imagino a Chile jugando al contragolpe".

Borghi hizo jugar juntos por primera vez el martes a la dupla Suazo-Pinilla y el miércoles ensaya nuevamente las fórmulas de ataque y de defensa en un partido a puertas cerradas que disputará por la noche el conjunto con una selección sub20.

La elección de Pinilla, del Palermo de Italia, descartaría la posibilidad de Eduardo Vargas, la nueva figura ascendente del fútbol chileno que destaca en el torneo nacional con su club Universidad de Chile. Pinilla cuenta, además, con una mayor experiencia por su paso por diversos clubes de Europa, aunque a menudo fallido, y por sus anteriores convocatorias a la selección.

Vargas, en cambio, tiene poca experiencia con la selección y para el partido del viernes sólo sería considerado como una alternativa de cambio.

Borghi también tendrá que decidir los cambios forzados en la defensa por las bajas por lesiones de Pablo Contreras y Osvaldo González, quien había sido convocado a última hora para reemplazar al zaguero del PAOK de Grecia, pero que también fue desafectado por un problema físico.

González fue reemplazado el miércoles en la convocatoria por su compañero en Universidad de Chile, Marco González, quien podría alinear en la defensa junto con Waldo Ponce y Gonzalo Jara.

Los ajustes defensivos también están forzados por la ausencia por suspensión del volante de marca Gary Medel, quien podrá reaparecer en el encuentro del martes frente a Perú en la segunda fecha de las eliminatorias.

La conducción del equipo también está en duda. Matías Fernández y Jorge Valdivia vienen saliendo de lesiones y tienen poca práctica futbolística. Pero aparentemente Fernández es el que aparece con más posibilidades de estar en la titularidad, aunque Borghi ha señalado que no descarta que ambos puedan jugar juntos.

Cuando Borghi dirigió durante cinco torneos a Colo Colo, Fernández y Valdivia compartían la creación.