Jose Mourinho fue suspendido dos partidos por el incidente que el técnico del Real Madrid protagonizó con el asistente del Barcelona, Tito Vilanova, en el partido de vuelta por la Supercopa de España.

Vilanova fue sancionado un partido, informó el miércoles la federación española de fútbol.

Sin embargo, los castigos no afectarán los encuentros por la liga española o la Copa del Rey, y sólo serán aplicados en futuros encuentros por la Supercopa de España.

La federación también impuso multas de 600 euros (800 dólares) a cada uno, mientras que el Real Madrid tendrá que pagar 180 euros (240 dólares) y el Barsa 90 euros (120 dólares).

El incidente se produjo en los minutos finales del partido de vuelta por la Supercopa el 17 de agosto, cuando en medio de una trifulca por una falta de Marcelo sobre Cesc Fábregas, Mourinho le metió un dedo en el ojo a Vilanova, que respondió empujando al timonel del Madrid.