El partido de los Hermanos Musulmanes, La Libertad y la Justicia, ha pedido a Estados Unidos que detenga su injerencia en los asuntos internos de Egipto, reveló hoy la formación islámica.

La posición del partido fue expresada en un encuentro que tuvo lugar en El Cairo el lunes pasado entre su secretario general, Saad Katatni, y el director de la sección de Egipto en el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, Prem Kumar, según un comunicado.

Katatni insistió en la necesidad de que las relaciones entre los dos países se basen en "el respeto mutuo y la no injerencia en los asuntos internos" egipcios.

El responsable islámico señaló que si Washington quiere construir relaciones equilibradas con los estados de la región después de las revueltas árabes, tiene que respetar la voluntad de los pueblos de la zona, que se han convertido un factor crucial en la escena política.

Respecto a la situación en Egipto, Katatni dijo que su partido ve la necesidad de que haya un Parlamento y un Gobierno, apoyado por una mayoría parlamentaria, además de un presidente elegido en las urnas y "una Constitución estable que exprese la voluntad egipcia libre".

Asimismo, el político egipcio aseguró que el papel constitucional de las Fuerzas Armadas después del traspaso del poder será "la protección de las fronteras y la defensa de la patria".

Después de la revolución egipcia que llevó a la renuncia del presidente Hosni Mubarak el pasado 11 de febrero, se constituyó una junta militar que está supervisando el proceso de transición democrática en el país.

Por su parte, Kumar afirmó que su Administración pretende dialogar con todas las fuerzas políticas en Egipto tras la revolución y apoyar el cambio democrático en este país y en toda la región árabe.

A finales de junio pasado, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, reconoció que su país mantenía unas "relaciones limitadas" con los Hermanos Musulmanes, la principal fuerza política de Egipto, lo que desencadenó críticas de los republicanos en Washington.

En aquel momento, el dirigente y abogado de los Hermanos Musulmanes Abdel Menem Abdel Maqsud negó que su organización mantuviera contactos oficiales con EEUU, aunque señaló que en el pasado los había tenido a nivel parlamentario.

"En el pasado hubo contactos entre diputados de los Hermanos Musulmanes del último Parlamento egipcio con sectores extranjeros en el marco de los lazos interparlamentarios. Eran encuentros rutinarios entre legisladores", indicó.