Las reservas de petróleo en Estados Unidos se redujeron en 4,7 millones de barriles y se ubicaron en 336,3 millones de barriles la semana pasada, anunció hoy el Departamento de Energía.

La agencia informó que las reservas de crudo se encuentran por encima del promedio para esta época del año.

Después de que se divulgaran los datos oficiales, el precio de futuros del petróleo crudo para entrega en noviembre subió 2,82 dólares a 78,49 dólares por barril (159 litros) en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

En lo que se refiere a los inventarios de gasolina, el informe precisa que bajaron 1,1 millones de barriles (un 0,5 por ciento) y se ubicaron en 213,7 millones de barriles frente a los 214,9 millones de barriles de la semana anterior.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York el precio de la gasolina reformulada para entrega en noviembre bajó 6,21 centavos de dólar a 2,5458 dólares por galón (0,6578 dólar por litro).

Las reservas de combustible para calefacción se redujeron en 700.000 barriles y se ubicaron en 156,9 millones de barriles frente a los 157,7 millones de barriles en la semana anterior.

En la Bolsa Mercantil de Nueva York el precio del combustible para calefacción para entrega en noviembre subió 4,66 centavos de dólar y quedó en 2,77 dólares por galón (0,7157 dólares por litro).

El informe señaló asimismo que en la semana pasada las refinerías petroleras en Estados Unidos operaron al 87,7 por ciento de su capacidad, comparado con un 87,8 por ciento de la semana anterior.

Estas cifras excluyen la Reserva Estratégica de Petróleo del Gobierno de Estados Unidos, que cuenta con 696 millones de barriles, y que no sufrió variación en la última semana.

El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica, alcanzó la pasada semana los 1.770,5 millones de barriles, por debajo de los 1.775,1 millones de barriles la semana anterior.