Las bolsas europeas rebotaron hoy con fuerza, tras tres jornadas de caídas significativas, animadas por una eventual recapitalización de la banca, a la que hoy dio su apoyo de forma directa la canciller alemana, Angela Merkel.

Todos los índices europeos cerraron con importantes ganancias, liderados por el DAX alemán y el CAC 40 francés, que se revalorizaron el 4,91 % y el 4,33 %, respectivamente.

El italiano FTSE MIB también registró una importante subida, del 3,94 %, seguido del británico FTSE 100, con el 3,19 %, y del IBEX 35, con el 3,06 %.

El rebote se impuso desde los primeras contrataciones, pese que la agencia de calificación de riesgos Moody's anunció a última hora del martes que rebajaba en tres escalones la deuda de Italia frente a sus acreedores.

La analista de Renta 4 Nuria Álvarez explicó que los rumores que apuntan a una recapitalización de la banca motivaron las fuertes subidas de hoy, que se vieron apoyadas por el anuncio del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que podría invertir en deuda pública española e italiana.

Los valores financieros fueron hoy los grandes protagonistas del rebote bursátil, ya que capitanearon las alzas de los principales índices europeos:, AXA se disparó el 8,807 %, seguido de Société Générale, con el 8,647 %; de ING, con el 8,625 %, y de BNP Paribas, con el 8,499 %.

En el mercado de deuda pública, el anuncio del FMI motivó una relajación de las primas de riesgo de España e Italia, que bajaron hasta los 324,7 y los 368,6 puntos básicos.

En cambio, los problemas de Dexia continuaron pasando factura a Bélgica, cuya prima de riesgo avanzó hasta los 215,9 puntos básicos.