La presidenta argentina, Cristina Fernández, acusó hoy a los "monetaristas" y a las agencias de calificación de riesgo soberano de ser los "grandes protagonistas" de la crisis económica global.

"La crisis que hoy tiene el mundo es el problema que se da fundamentalmente con los monetaristas, los que han sido los grandes defensores de las metas de inflación y que sostenían que, en base a esas metas, había que sacrificar el crecimiento", dijo Fernández en un discurso ante empresarios industriales.

Fernández, quien aspira a lograr su reelección el próximo día 23, aseguró que "los monetaristas son los que han generado un globo financiero sin precedentes en la historia porque en 1980 el PIB de todo el mundo tenía un equivalente en stock financiero del 1,1 por ciento y hoy el stock de activos financieros es cuatro veces el PIB global".

"Esto es generar un verdadero globo internacional que hoy le explota a todo el mundo en las manos y nos está impactando a los países emergentes", dijo la presidenta de Argentina, nación que integra el G-20.

Fernández afirmó que "los bancos comerciales y de inversión, en vez de prestar dinero a los industriales, se interesan más por los derivados financieros y generan las burbujas que explotan en varios lados, merced además a las consultoras y las agencias de calificación, otras grandes protagonistas de la crisis global".

"Nos dicen que somos un país marginal y está mejor calificado cualquier otro país, incluso los que están a punto de caer. Esto solo se puede ver como un castigo porque seríamos un mal ejemplo si este modelo pudiera evidenciarse como generador de mano de obra y crecimiento", dijo la jefa de Estado.

La economía argentina creció en 2010 un 9,2 % y se prevé que concluya en 2011 con una expansión del 8,3 %, con lo que sumará nueve años de recuperación tras la crisis económica y financiera de 2002.