La subsecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, anunció hoy que visitará Corea del Norte a finales de este mes para evaluar la crisis alimentaria que sufre el país y analizar los planes a largo plazo que tiene el Gobierno norcoreano para atajarla.

"Mi visita busca aumentar la concienciación sobre esta situación", dijo Amos en una conferencia de prensa en la sede de la ONU, en Nueva York, donde aseguró que se trasladará al país asiático entre los días 17 y 21 de este mes para abordar una situación que afecta a seis millones de personas.

La subsecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios puso de manifiesto que los donantes solamente han entregado un 27 % de los 218,7 millones de dólares que las agencias del organismo internacional requieren para responder a la crisis alimentaria, ya que algunos de ellos han expresado "en el pasado su preocupación" de que ese dinero "sea desviado a otros usos".

En ese sentido, Amos aseguró que le ha costado "un gran esfuerzo" explicar que los mecanismos de vigilancia de la ONU se han "reforzado sustancialmente".

La también responsable de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU recordó que el secretario general del organismo multilateral, Ban ki-moon, abordó recientemente la crisis alimentaria con el viceministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte, Pak Gil Yon.

Tras esa reunión, Ban instó a la comunidad internacional a realizar más donaciones para acabar con esa situación, aunque enfatizó en la necesidad de que el país "aumente su cooperación con las agencias de la ONU, incluyendo la mejora en el acceso y la supervisión".

Por otra parte, Amos recordó los difíciles momentos que está atravesando todavía Haití, por lo que afirmó que el acceso a agua potable, alimentos y salubridad son "necesidades humanitarias prioritarias" en ese país para el próximo año.

"Son extremadamente vulnerables, se enfrentan a la inseguridad alimentaria, la amenaza del cólera y los efectos de los desastres naturales, como la actual temporada de huracanes", explicó Amos, quien visitó durante dos días al país caribeño la semana pasada.

Allí pudo hablar con los residentes de un campo de refugiados cercano a la capital, Puerto Príncipe, quienes expresaron su frustración por seguir viviendo allí al no poder alquilar una casa o reparar las suyas.

Por esa razón, Amos aseguró que, "si bien se están haciendo importantes esfuerzos para la recuperación del país, todavía quedan por abordar significativas necesidades humanitarias".