El Salvador firmó hoy con Japón un convenio de donación por un millón y medio de dólares, mediante el cual el país asiático contribuirá al fortalecimiento de "los mecanismos de investigación" de la Policía Nacional Civil (PNC) a través de la ampliación del sistema de huellas dactilares.

"El proyecto persigue fortalecer los mecanismos de investigación científica del delito en todo el territorio nacional mediante la adquisición e implementación de equipo con tecnología avanzada para la recolección y registro de huellas dactilares", dijo el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, tras la firma del convenio.

Agregó que será "una herramienta fundamental en los esfuerzos de combate al crimen, del combate al delito que realiza particularmente la Policía Nacional Civil, (y) el gabinete de seguridad" en general.

"Con este sistema habrá menos margen para que los delincuentes puedan esconderse porque se podrá comprobar a través de un registro minucioso si han participado o no en un crimen", añadió Martínez.

Por su parte, el embajador japonés en El Salvador, Yasuo Minemura, expresó que Japón está complacido "de poder acompañar una vez más" los esfuerzos del Gobierno salvadoreño "para mejorar la seguridad nacional y comenzar un ambiente sin violencia con esta donación de un millón y medio de dólares".

"El Gobierno de Japón considera importante mejorar los niveles de seguridad ciudadana (en El Salvador), junto con otros temas, tales como prevención y mitigación de desastres naturales", indicó Minemura.

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo, donde diariamente 11 personas son asesinadas, según datos policiales.

Más del 80 por ciento de los crímenes cometidos en el país quedan en la impunidad, según los expertos.

Esta es la segunda donación de Japón a El Salvador en esta semana, pues ayer entregó maquinaria pesada valorada en 16 millones de dólares para tareas de emergencia en casos de desastres naturales.