La Fiscalía solicitó el miércoles hasta 40 años de prisión para un general retirado del Ejército por considerarlo responsable en el homicidio de un campesino a manos de un grupo paramilitar en 1997.

En una audiencia pública en un juzgado penal de Bogotá, el fiscal Elkin Ricardo Vega solicitó al tribunal encabezado por la jueza Ana Emilia Socha imponer esa pena al general Rito Alejo del Río, detenido en 2008 y acusado de homicidio.

En la audiencia de la jornada, en la que Del Río asistió, el delegado de la Procuraduría General en el caso, José Enrique Caballero, también pidió la condena del oficial.

Los fiscales han dicho que Del Río no fue el autor material del asesinato de Marino López, decapitado a machetazos, sino que permitió la libre movilización de paramilitares en el área donde se produjo el crimen a manos de miembros de esas bandas, lo que convirtió al oficial en coautor.

El homicidio ocurrió el 27 de febrero de 1997 en una zona rural de Riosucio, municipio a unos 455 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Ex jefes paramilitares como Hebert Veloza, alias "HH", han señalado al general en retiro como colaborador en la expansión del paramilitarismo en la región de Urabá, en los departamentos de Antioquia y Chocó; al noroeste del país, donde Del Río comandó la Brigada XVII del Ejército entre 1995 y 1997.

"Nunca se actuó de manera alguna por parte de la Brigada XVII a fin de evitar...el homicidio de Marino López", dijo el fiscal Vega al hablar en la audiencia. "La muerte de Marino López...es susceptible de ser endilgada" al oficial, agregó.

La defensa presentará sus alegatos hasta mañana jueves, se informó en el juzgado.

Del Río permanece detenido en un base militar de Bogotá desde septiembre del 2008, cuando fue capturado en esta capital por hombres del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General y mientras se iniciaba y desarrolla su enjuiciamiento, el cual puede demorar varios meses.