El sector de los servicios en Estados Unidos, responsable de más de tres cuartas partes de la economía del país, moderó ligeramente su crecimiento en septiembre, según los datos divulgados hoy por el Instituto de Gestión de Suministros (ISM).

El índice que elabora esa entidad para medir la evolución del sector servicios se colocó el mes pasado en 53 puntos, comparado con 53,3 de agosto, de forma que quedó en línea con las expectativas de los analistas, que habían previsto que ese indicador se situara en 52,9 enteros en septiembre.

Así, el sector de los servicios encadena 22 meses consecutivos de expansión, ya que cualquier cifra por encima de 50 puntos supone que el sector crece, mientras que por debajo de esa cota indica que se contrae.

De cualquier modo, las encuestas entre empresas del sector con las que se realiza este índice "reflejan incertidumbre sobre el futuro de las condiciones empresariales y la dirección de la economía", dijo al conocerse esos datos el director del sondeo del ISM, Anthony Nieves.

El subíndice que mide la evolución de la actividad y la producción en el sector subió desde 55,6 puntos de agosto hasta 57,1 en septiembre, al tiempo que el estudio de los nuevos pedidos se incrementó desde 52,8 puntos hasta 56,5 este mes, de forma que ambos acumulan 26 meses consecutivos de expansión.

Por lo contrario, el indicador que mide la evolución del empleo en ese sector retrocedió desde los 51,6 puntos de agosto hasta los 48,7 de septiembre, por lo que entró en contracción después de un año de expansión.

También se redujeron el subíndice que mide los inventarios en el sector, desde 53,5 hasta 51,5, el que estudia los precios, desde 64,2 hasta 61,9, y el de las importaciones, desde 53,5 hasta 47,5, con lo que éste último indica contracción.