El presidente de Perú, Ollanta Humala, entrenó hoy con los jugadores de la selección peruana de fútbol, a los que pidió "un triunfo" en el partido que disputarán el próximo viernes contra Paraguay, en el inicio de las eliminatorias suramericanas al Mundial de Brasil 2014.

Humala, que llegó la tarde de hoy a la Villa Deportiva Nacional (Videna) para saludar a los futbolistas, conversó con los integrantes del comando técnico que dirige el uruguayo Sergio Markarián, tras lo cual recibió un uniforme de entrenamiento.

Vestido con la ropa deportiva de los jugadores, Humala se sumó a las prácticas de la selección, que hoy por primera vez contó con los 28 convocados, incluidos los diez que militan en el extranjero.

Humala, un ex militar que es conocido por su buen estado físico y afición al deporte, se sumó a los ejercicios de calentamiento de los seleccionados.

Tras eso, compartió entrenamientos con balón con el capitán peruano, Claudio Pizarro, y con el centrocampista Juan Manuel Vargas, otro de los referentes del combinado nacional.

Pizarro también le entregó al gobernante una camiseta firmada por todos los jugadores de la selección.

Acompañado luego por Markarián y el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Manuel Burga, Humala declaró a los periodistas que "los muchachos se han comprometido a dejar alma, corazón y vida en la cancha".

"Estamos cansados de no clasificar a un Mundial. Tenemos que clasificar sí o sí y los muchachos se han comprometido a eso", dijo Humala en referencia a las tres décadas que Perú no logra asistir a una cita mundialista.

Añadió que visitó a los seleccionados con la idea de "darles calor y respaldo, demostrarles que todo el país está con nuestra selección".

"Su triunfo es el triunfo del Perú. Confiamos en su trabajo profesional y disciplina. Queremos que ellos sepan con mi visita que el pueblo peruano los quiere, y mucho. Creo que el fútbol nos puede unir a todos los peruanos (...) Le he traído el corazón de los peruanos", concluyó.

El partido que jugará Perú contra Paraguay ha despertado gran expectativa entre los aficionados locales, que hoy agotaron todas las entradas puestas a la venta para el debut en el remodelado Estadio Nacional.

La selección peruana visitará el martes próximo a Chile, en Santiago, a donde los dirigentes estudian la posibilidad de viajar en el avión presidencial.