Ecuador tiene planificado importar combustibles de calidad a un costo de 200 millones de dólares a fin de mezclarlos con la gasolina del país para mejorarla y disminuir las emisiones contaminantes, dijo el miércoles el ministro de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pástor.

El gobierno "está empeñado en mejorar la calidad de los combustibles y para ese efecto va a ... importar gasolina de la mejor calidad para mezclar con las gasolinas nuestras que son de menor calidad", dijo Pástor en declaraciones a la televisora Teleamazonas.

"Se ha determinado en 200 millones de dólares anuales el costo de importar gasolina ... de calidad", precisó.

Pástor destacó que el primer efecto de esta decisión será reducir sustancialmente el contenido de azufre, "que bajaría de 7.000 partes por millón, a 500 partes por millón", que se producen como efecto de la combustión de los motores de los vehículos.

Además mejoraría la calidad de los dos tipos de gasolinas que se venden en Ecuador: la regular de 80 a 85 octanos y la súper de 90 a 95 octanos (unidad que mide la calidad de la gasolina).

"Esto va a redundar en el mejoramiento de la calidad de vida de los ecuatorianos porque se reducen las emisiones de gas y productos derivados del azufre y metales pesados, y por otro lado el rendimiento de los vehículos va a mejorar", afirmó.

Aseveró que esta propuesta entrará en plena vigencia el próximo año, luego de que termine el mejoramiento de "la infraestructura ... mejorar los centros de acopio y despacho de productos ... y que termine el análisis del impacto de esa importación en el presupuesto general del estado".

Consultado su esta decisión del gobierno tendrá como efecto una elevación de los precios de los combustibles, aseveró que "se está estudiando, el gobierno en este momento tiene una decisión si el costo de la importación se va a reflejar en un aumento del precio de los derivados".

Se estima en el 2011 Ecuador destinará 2.300 millones de dólares a un subsidio que entrega el gobierno para que los combustibles tengan precios bajos al consumidor, entre 1,5 y 2 dólares por cada galón.