La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, afirmó hoy que América Latina tiene la capacidad de mejorar sus niveles de desarrollo y anunció que su Gobierno destinará 17,5 millones de dólares en apoyo a proyectos de inclusión de las naciones de esa región.

Clinton destacó que la IV reunión ministerial de la iniciativa "Caminos a la Prosperidad en las Américas" que hoy inició en Santo Domingo, debe producir resultados concretos en favor de millones de personas que aún no se benefician del progreso exhibido por la región en la última década.

"Estados Unidos cree en el desarrollo de América Latina, cree en el desarrollo de las Américas y estamos convencidos de que esta reunión será un motor que dará energía a las iniciativas en favor de sus poblaciones", afirmó durante la inauguración del cónclave.

La funcionaria planteó que ese crecimiento debe incluirá cada vez a más personas de estratos humildes, a mujeres y hombres, sin importar su edad o cualquier otra condición.

"Nuestro Gobierno destinará con ese propósito 17,5 millones de dólares en la financiación de proyectos destinados a mejorar las condiciones de vida de muchos en la región, porque creemos en que la prosperidad debe llegar a todos", agregó.

Consideró que es necesario e inteligente la inversión en la gente, ya que eso redunda en beneficio de sus comunidades.

"Un estudio de la CEPAL explica que las mujeres invierten en sus comunidades más del 90 % de sus ingresos, en un claro ejemplo de que si la gente tiene acceso a los bienes y servicios, todo mejora a su entorno", explicó.

Clinton favoreció que en América Latina se mejoren las condiciones para el acceso al crédito a los más necesitados, y destacó que el presidente estadounidense, Barack Obama, planteó ante el Congreso de su país la necesidad de aprobar los acuerdos de libre comercio con Panamá, Corea del Sur y Colombia.

"La falta de oportunidades hace que muchas personas estén impedidas de desarrollar el don que Dios les ha dado", se lamentó Clinton, quien abogó para que en la reunión regional se adopten medidas específicas en favor de los más necesitados, y de que esas medidas sean seguidas al pie de la letra.

De la iniciativa "Caminos a la Prosperidad en las Américas" participan más de 20 naciones de la región, y en esta oportunidad se agregaron Haití y Belice.

El propósito es la de ayudar a los gobiernos socios a transmitir los beneficios del libre comercio en sus sociedades.