Autoridades brasileñas abrieron una investigación para determinar si zapatos importados de Indonesia y Vietnam en realidad provienen de China, que los habría enviado por terceros países para evadir una medida de defensa comercial, informó el miércoles el gobierno.

Brasil aplica desde 2010 una sobretasa de 13,85 dólares sobre cada par de zapatos importados desde China al considerar que el país asiático hace competencia desleal.

Por ello, el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior sospecha que productores chinos enviarían el calzado a Brasil desde terceros países, una práctica conocida como "triangulación", según un comunicado del ministerio brasileño.

"La sospecha que será investigada es que haya una importación de partes y componentes de calzado chino y la simple realización del montaje de los zapatos en Brasil", señaló el comunicado oficial.

Agregó que también se investigará si el montaje del calzado se realiza en Idonesia o Vietnam, con la posterior venta de los zapatos terminados en Brasil como si fueran originados en esos dos países, con lo cual se evitaría la sobretasa cobrada al producto procedente de China.

"Si la investigación concluye que esta práctica se está dando, la legislación brasileña prevé la extensión de la medida antidumping tanto para el calzado entero importado de Indonesia y Vietnam como para partes y componentes importados de China", indicó el ministerio.

Se trata del segundo proceso abierto por Brasil sobre una posible triangulación de productos chinos, luego de que meses atrás inició una investigación, aún en marcha, para ver si exportadores de frazadas chinas estaban entrando a Brasil desde Paraguay y Uruguay para evitar una restricción brasileña.

China se convirtió en los últimos tres años en el principal socio comercial de Brasil, que en 2010 exportó al país asiático 201.915 millones de dólares e importó 181.757 millones.

Pese al superávit a favor del país suramericano, Brasil reclama que sus ventas a China están dominadas por productos básicos de bajo valor agregado, mientras que las importaciones son mayoritariamente de productos industrializados.