Las autoridades están tras la pista de un argentino que desde inicios de década se enroló en las filas de las FARC y al parecer, actualmente es el encargado de infiltrar protestas callejeras y universidades.

Juan Hernando Poveda, jefe de la Unidad Nacional Antiterrorismo de la Fiscalía Nacional, explicó el miércoles telefónicamente que hay un proceso en contra del argentino Facundo Molares Schoenfeld, conocido con el alias de "Camilo".

Según el funcionario judicial, "Camilo" hace parte de la columna "Teófilo Forero" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a la que se atribuye cantidad de ataques, homicidios y secuestros.

El argentino, de 35 años, es requerido por la Fiscalía por los delitos de rebelión y concierto para delinquir, o la asociación de dos o más personas para cometer un número indeterminado de crímenes, entre otros.

Poveda precisó que tres estudiantes universitarios capturados el domingo en Neiva y Florencia, ciudades en el sur de Colombia, presuntamente hacen parte de las estructuras rebeldes de "Camilo" en centros universitarios.

Uno de los detenidos es sobrino de Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, uno de los siete integrantes del llamado 'secretariado' o cúpula de mando de las FARC, según el general Oscar Naranjo, director de la Policía Nacional.

Molares fue identificado desde hace meses por la inteligencia policial como líder de esa estructura que promueve violentas protestas, de acuerdo con el oficial. La Policía busca datos tanto con las autoridades de Argentina como en Interpol, dijo Naranjo, para saber si tiene antecedentes delictivos en otros países.

Jairo Rivera, secretario general y vocero de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), indico en dialogo telefónico que la aprehensión de los universitarios en el sur de Colombia "es un montaje judicial" toda vez que "ellos son sólo estudiantes".

"Nos parece inconveniente que se criminalice la actividad estudiantil", dijo Rivera. Aseguró que los tres universitarios fueron trasladados por orden de la Fiscalía a Bogotá para una audiencia judicial.

La Fiscalía le atribuye a la columna "Teófilo Forero", de la que "Camilo" se supone que hace parte, un atentado perpetrado a un exclusivo club del norte de Bogotá en febrero de 2003 y en el que murieron 36 personas.

A esa unidad de las FARC se atribuye también el secuestro y asesinato en diciembre de 2009 del entonces gobernador de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar.

La columna "Teófilo Forero" es comandada por Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias "El Paisa" u "Oscar Montero" y por quien las autoridades ofrecen una recompensa de 2.500 millones de pesos (unos 1,3 millones de dólares).