Una recuperación tardía coronó el martes otro agitado día en Wall Street y evitó que el índice Standard & Poor's 500 cayera en un "mercado bajista".

Las acciones subieron luego de reportes de que funcionarios europeos elaboraban un plan para apuntalar a los bancos de la región.

El nerviosismo por la deuda de Grecia hizo bajar los mercados al comienzo de la sesión. Luego recuperaron algo de terreno cuando el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, declaró que el banco central estadounidense está dispuesto a tomar medidas adicionales para estimular la economía.

El Dow Jones cerró con una ganancia de 153,43 puntos (1,4, para ubicarse en 10.808,71. Había llegado a bajar hasta 250 unidades horas antes, cuando Bernanke comenzaba su interpelación en el Congreso.

El S&P 500 avanzó 24,72 unidades (2,2 para cerrar en 1.123,95. Llegó a ubicarse en 1.074 puntos, lo que representa un 21% por debajo de su punto más alto del 29 de abril, en 1.363 unidades. De haber cerrado así, el índice hubiera sido la típica definición de un mercado bajista.

El índice tecnológico Nasdaq creció 68,99 unidades (3 para quedar en 2.404,82.

Las acciones más pequeñas subieron mucho más que el mercado en general. El índice Russell 2000 de pequeñas compañías ganó 39,15 puntos (6,4, para cerrar en 648,64.

Los analistas dijeron que el rebote en pequeñas empresas fue probablemente resultado de inversionistas que compraron acciones que consideraron baratas después de que el índice cayera abruptamente el día anterior. El Russell cayó 5,4% el lunes.

Dos acciones subieron por cada una que registró pérdidas en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue elevado, con 6.900 millones de títulos.

Los mercados han estado inquietos por la crisis de deuda de Europa. El martes, ministros de finanzas europeos dieron a entender que los acreedores de Grecia podrían tener que aceptar mayores riesgos de lo pensado, lo que perjudicaría a los bancos con bonos griegos. Grecia ha advertido que no podrá realizar algunos recortes de presupuesto requeridos para recibir préstamos de emergencia.

"Europa es el meollo del problema", expresó Paul Zemsky, analista de ING Investment Management. "El gran temor de los mercados es que la situación de las compañías es insostenible y que los problemas de Europa se contagiarán al sistema bancario estadounidense".

En una interpelación en el Congreso, Bernanke dijo que la economía está más débil de lo que preveía el banco central y que el anémico mercado laboral continuaba mermando la confianza de los consumidores. Pero advirtió al Congreso que la aplicación de drásticos recortes de gastos podría impedir una recuperación.

Bernanke dijo que el banco central está dispuesto a tomar medidas adicionales para estimular la economía. Eso podría significar una nueva ronda de compras de activos, una táctica conocida como de Flexibilización Cuantitativa, destacó David Ader, estrategia de CRT Capital Group.

El rendimiento de los bonos del tesoro a 10 años subió de 1,78% a 1,83%. Llegó a estar brevemente a 1,72% alrededor de las 10 de la mañana, cerca de su mínimo histórico de 1,71% logrado el 22 de septiembre. Los rendimientos de los bonos bajan cuando suben sus precios.

El índice S&P ha bajado todos los meses desde abril, debido a persistentes inquietudes sobre la economía estadounidense y temores de que la crisis en Europa podría empeorar.

El S&P 500 ha anticipado todas las 11 recesiones que ha sufrido Estados Unidos desde 1948, según Sam Stovall, estrategia de Standard & Poor's. Las acciones usualmente comienzan a bajar unos siete meses antes de que comienza una recesión y pierden en promedio un 30% de su valor.

En tanto, en Europa el índice alemán DAX cerró 3,0% abajo en 5.216,71 unidades, mientras que el CAC-40 de Francia cayó 2,6% para cerrar en 2.850,55 puntos. El índice FTSE 100 británico cayó 2,6% a 4.944,44 puntos.

En Asia, el Nikkei 225 japonés cayó 1,1% para cerrar en 8.456,12 puntos. El Kospi surcoreano perdió 3,6% a 1.706,19 puntos luego de haber cerrado el lunes por día festivo, y el Hang Seng de Hong Kong cayó 3,4% a 16.250,27 unidades.

Los mercados en China continental cerraron por festivo.