La repatriación de los restos del ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez se inició el martes desde Estados Unidos a Venezuela, donde la Fiscal advirtió que si la compañera sentimental del ex mandatario llegaba a Caracas será arrestada.

Pero Cecilia Pérez Matos, una de las dos hijas de la pareja, dijo a la AP que era improbable que viajara al entierro.

Edgar Zambrano, congresista y vicepresidente del partido opositor de Venezuela Acción Democrática, dijo a la AP que el cuerpo de Carlos Andrés Pérez es transportado a bordo de un avión que vuela desde Atlanta a Venezuela.

Zambrano, congresista y vicepresidente del partido opositor de Venezuela Acción Democrática, aseguró que está viajando en el mismo avión en que son transportados los restos.

De acuerdo con Delta Air Lines, el vuelo partió desde el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta a eso de las 5:15 de la tarde (21:15 GMT).

Se espera que el vuelo arribe a Caracas alrededor de las 9.00 de la noche (1:30 GMT del miércoles).

La repatriación tiene lugar nueve meses después de la muerte del ex mandatario venezolano.

Pérez falleció en Miami el 25 de diciembre del 2010, a los 88 años.

Sus restos permanecieron en la Florida desde entonces debido a una disputa familiar sobre el lugar donde debían ser enterrados.

La disputa concluyó en agosto, con un acuerdo entre las partes que abrió camino a la repatriación, sin que se revelara en qué consistió el pacto.

Pérez fue presidente en dos oportunidades: entre 1974 y 1979, y entre 1989 y 1993, cuando debió abandonar el poder en medio de acusaciones de corrupción.

Carolina Pérez Rodríguez, una de las hijas del ex mandatario, manifestó en comunicación telefónica con la AP desde Caracas que tres personas viajaron desde Venezuela a Estados Unidos para acompañar los restos del ex presidente: Carlos Orlando Piñango Pérez, nieto del ex gobernante, el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma y Zambrano, del partido al que perteneció Pérez.

La madre de Piñango Pérez es Thais Pérez Rodríguez, otra de las hijas, quien falleció y a cuyo lado reposarán los restos de Pérez en el cementerio del Este de Caracas.

En Caracas, la fiscal general Luisa Ortega Díaz anunció que si Cecilia Matos, compañera de más de tres décadas del político, arriba a Venezuela para estar presente en el entierro será apresada y puesta a la orden de los tribunales.

"Los cuerpos policiales inmediatamente deben aprenderla (a Matos)", indicó Ortega Díaz a la televisora estatal al asegurar que "independientemente del dolor... la justicia debe ser cumplida tal como lo establecen las normas".

Cecilia Pérez Matos explicó el lunes a la AP que aunque su familia aún no había tomado una decisión definitiva, era probable que no viajara al entierro en Venezuela.

"Todavía no lo hemos decidido, pero me imagino que no", respondió Pérez Matos al ser consultada sobre si iría junto a su madre a Venezuela.

El martes no respondió los llamados de la AP. Tampoco lo hizo su madre.

Matos y Pérez tienen pendiente desde el 2001 un proceso que les abrió el Ministerio Público por el supuesto delito de enriquecimiento ilícito por un caso de cuentas mancomunadas que data de 1993.

Ortega Díaz indicó que "la muerte extingue toda acción penal. Lamentablemente no puede haber castigo". Fue en referencia a los procesos judiciales que tenía pendiente el ex gobernante por enriquecimiento ilícito y por la represión a las violentas protestas callejeras de 1989, conocidas como el "Caracazo".

Antes del acuerdo con la familia Pérez Rodríguez, Matos se oponía a la repatriación del cadáver de Pérez, alegando que el ex presidente no quería volver a su país ni vivo ni muerto mientras estuviera en el poder Hugo Chávez, uno de sus más acérrimos enemigos.

Matos y Pérez vivían juntos en Estados Unidos desde 1999.

Blanca Rodríguez, en cambio, buscaba el traslado de los restos.

El cuerpo de Pérez había llegado a Atlanta desde Miami en la mañana del martes.

Alex González, abogado de la esposa legal de Pérez, Blanca Rodríguez, explicó a la AP que Delta es la única aerolínea que acepta transportar cadáveres a Caracas, y como no tiene vuelo directo desde Miami, los restos de Pérez debieron hacer escala en Atlanta.

El ataúd permaneció el lunes en una casa funeraria de Miami, a donde fue trasladado desde el cementerio en el que fue depositado a finales de junio.

Debido a la disputa judicial que existía, el cadáver embalsamado estuvo en la congeladora de una funeraria del sur de la Florida por más de seis meses, hasta que un juez ordenó que fuera depositado en la cripta de un mausoleo.

____

Las periodistas Gisela Salomón, de Miami, y Fabiola Sánchez, de Caracas, contribuyeron con esta información.