No hace falta ser un genio para descifrar las posiciones de la NFL, a un mes de que comenzó la campaña más sorpresiva de la que se tenga memoria. Evidentemente, los equipos buenos se han separado ya de los malos en las distintas divisiones.

Lo asombroso es que entre esos equipos que parecen aspirar a algo más figuran los Lions, los Bills y los 49ers. Y en el sótano se ubican los Vikings, los Colts y los Eagles, de los que se esperaba mucho más.

Hay otros equipos que han superado las expectativas, como Tenesí, Washington e incluso Cincinnati. Algunos más han quedado por debajo de lo que se esperaba, como los Cowboys, los Jets, los Steelers, los Falcons y los Cardinals.

A continuación, un análisis de lo observado en el primer mes de la temporada, comenzando por lo malo.

DECEPCIONES:

No hay otra forma de describir a Minnesota, Miami, Indianápolis, Filadelfia, Kansas City y San Luis.

— Por lo menos, los Colts (0-4) tienen la excusa más válida para su pésimo desempeño: se han quedado sin Peyton Manning, quien se sometió a una cirugía en el cuello y demostró por qué ha ganado cuatro veces el trofeo al Jugador Más Valioso de la temporada: sin él, Indianápolis es un equipo distinto.

— Los Vikings son un desastre prácticamente en todos los rubros estadísticos, pero destaca su inefectividad en los últimos dos cuartos de los partidos, en los que han sido superados por 67-16. Han dejado escapar ventajas de 10, 17 y 20 puntos después del medio tiempo. Parece cuestión de días antes de que el quarterback Donovan McNabb sea enviado al banquillo y sustituido por Christian Ponder, la primera selección de Minnesota en el reclutamiento colegial. Pero los problemas van más allá del mariscal de campo.

— En Miami, habría comenzado la cuenta regresiva para despedir al entrenador Tony Sparano. En estas circunstancias, muchos pronostican que los Dolphins (0-4) podrían perder suficientes partidos para ser últimos de la NFL y contar con la primera selección del "draft".

— Filadelfia cuenta con el plantel para tener mejores resultados, pero los integrantes del equipo no parecen acoplarse. Su tercera derrota consecutiva fue particularmente vergonzosa porque los Eagles (1-3) dejaron escapar una ventaja de 23-3 en la segunda mitad, frente a San Francisco.

— Los Rams sabían que era posible ganar su división, especialmente un año después de que tuvieron una foja de 7-9 y perdieron un partido que decidió el título en el Oeste de la Conferencia Nacional. Pero en vez de progresar de la mano del novato ofensivo del año — el quarterback Sam Bradford — y de una joven defensiva, San Luis (0-4) ha vuelto a ser un equipo tan malo que podría quedar pronto sin esperanza alguna, incluso en la peor división de la liga.

___

SORPRESAS POSITIVAS:

— Si se toma en cuenta la historia reciente de Detroit, el sólo hecho de haber cosechado cuatro triunfos a la mitad de una campaña representaría una hazaña. Los Lions han logrado la cifra en el primer cuarto de la temporada, gracias a una ofensiva poderosa, liderada por el quarterback Matthew Stafford y por el receptor Calvin Johnson. Cuentan también con una defensiva sólida, cuyo protagonista es el tackle Ndamukong Suh.

Y los Lions nunca se rinden. Se convirtieron en el primer equipo en la historia de la NFL en remontar desventajas de más de 20 puntos durante dos encuentros consecutivos. Su repunte ante Dallas, que ganaba por 24 puntos, igualó el mejor que haya tenido un equipo visitante en la historia de la NFL, de acuerdo con STATS, LLC.

Matt Hasselbeck ha marcado toda la diferencia en Tenesí (3-1), cuya reconstrucción avanza a pasos agigantados. La franquicia tiene un nuevo entrenador, nuevos coordinadores y dos quarterbacks recién llegados. Hasselbeck ha tenido el mejor comienzo de una campaña en su carrera de 13 años. Asimismo, los Titans tienen una defensiva que recupera balones y aporta muchos puntos.

— Pese a su tropiezo reciente en Cincinnati, Buffalo (3-1) ha mostrado resistencia, una ofensiva poderosa y versátil, así como una actitud temeraria frente a cualquier rival. La remontada de los Bills para vencer a Nueva Inglaterra en la semana 3 y dejar atrás una racha de 15 derrotas en fila ante los Patriots, mostró todas esas cualidades. Pero una semana después, la derrota ante los Bengals deterioró un tanto esa imagen.

— San Francisco es el equipo que ha llenado el vacío dejado por los Rams, los Seahawks y los Cardinals. La actitud de los 49ers y su ética de trabajo bajo las órdenes del entrenador Jim Harbauch, quien está en su primera temporada, quedaron de manifiesto el domingo, en la victoria sobre Filadelfia.