Tanques sirios penetraron hoy en la aldea fronteriza de Arsal, en el este del Líbano, y dispararon contra una fábrica abandonada, al creer que en su interior se encontraban elementos armados opuestos al régimen de Bachar al Asad, informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN).

Una fuente militar dijo a Efe que el Ejército libanés envió una patrulla al lugar del incidente y que no encontró a nadie, aunque señaló que la población de Arsal confirmó lo sucedido.

Según medios libaneses, el mando de las Fuerzas Armadas entró en contacto con el Ejército sirio y le instó a ordenar a sus tropas la retirada del territorio libanés.

Miles de sirios se han refugiado en el Líbano huyendo de la represión en su país tras el comienzo de las protestas contra el régimen de Bachar el Asad, iniciadas a mediados de marzo.

Damasco ha acusado con frecuencia a los opositores y a sus aliados libaneses de cooperar para pasar armas a territorio sirio.