El Gobierno panameño expresó hoy su "satisfacción" por la decisión "histórica" del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de enviar al Congreso los Tratados de Libre Comercio (TLC) suscritos con Colombia, Corea del Sur y Panamá, y dijo esperar que este último sea aprobado por "amplia mayoría".

El pronunciamiento del Gobierno de Panamá sobre el anuncio hecho por Obama sobre la presentación formal del TLC ante el Congreso está contenido en un comunicado que publicó en su página de internet la cancillería panameña.

El Gobierno panameño confía que el Tratado de Promoción Comercial (TPC), como se le denomina en Panamá a este acuerdo comercial, será aprobado por una "amplia mayoría" en las dos cámaras legislativas del Congreso Estadounidense.

En el comunicado del Gobierno Nacional se señala que tan pronto sea aprobado el TPC, los equipos negociadores de ambos países, "procederán a homologar las regulaciones que resulten necesarias para que el tratado pueda entrar en vigencia".

El anuncio del envío del acuerdo comercial al Congreso se da en momentos en que el ministro panameño de la Presidencia, Demetrio Papadimitriu, está en Washington, adonde se traslado ayer para sostener reuniones con lideres congresistas estadounidenses sobre el TPC.

Papadimitriu dijo este domingo, antes de partir hacia Washington, que el presidente (de Panamá, Ricardo Martinelli,) está "muy complacido" con el trabajo del equipo negociador panameño y el cabildeo realizado por el personal en la embajada de Panamá en Washington para promover la ratificación del TPC.

El TPC, suscrito entre EE.UU. y Panamá en 2007, ya fue ratificado por la Asamblea Legislativa del país centroamericano y deberá ser aprobado por el Congreso, tras solventar el Gobierno estadounidense algunos escollos que obstaculizan su ratificación.

El Senado de EE.UU., de mayoría demócrata, aprobó el pasado 22 de septiembre un programa federal que ayuda a los trabajadores desplazados por el comercio exterior conocido la Ley de Ajuste Comercial (TAA, por sus siglas en inglés), lo que allanó el camino al Gobierno para presentar al Congreso los TLC.

La Casa Blanca condicionaba el envío de los TLC al Congreso a la aprobación de la TAA.