Todos los mercados latinoamericanos comenzaron el último trimestre de 2011 a la baja, afectados por el pronunciado retroceso del 2,36 % que se dio hoy en Wall Street por las malas noticias llegadas desde Grecia y del sector aeronáutico estadounidense.

El indicador de referencia neoyorquino terminó en 10.655,3 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 perdió el 2,85 % hasta 1.099,23 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq cedió el 3,29 % para concluir en 2.335,83 enteros. Fuertes descensos que suponen el peor inicio de octubre en Wall Street desde 1998.

La primera jornada bursátil de este mes se selló con tendencia claramente vendedora, impulsada por los renovados temores a que la crisis de deuda de la zona euro se agudice como consecuencia del anuncio griego de que no podrá hacer frente a sus compromisos presupuestarios.

Adicionalmente, Grecia continuará en recesión en 2012 por cuarto año consecutivo y su deuda pública superará el 170 % del producto interior bruto (PIB), al tiempo que prevé una contracción económica del 5,5 % del PIB este año y del 2,5 % el año que viene.

A esto se sumaron, ya finalizando la sesión, los rumores sobre la posible declaración de bancarrota por parte de AMR, matriz de American Airlines (la tercera mayor aerolínea de EE.UU.), que se desplomó un 35,14 % hasta 1,92 dólares por título, su cota más baja desde 2009.

Eso arrastró a varias de sus rivales como US Airways (-15,82 %), United Continental (-11,71 %) y Delta (-11,33 %), de modo que el índice Arca Global, que mide la evolución de este sector en la bolsa neoyorquina, cayó 9,39 %.

Un panorama que hizo que pasaran desapercibidos los datos macroeconómicos mejores de lo esperado publicados hoy en EE.UU., entre los que destacó la aceleración del crecimiento del sector manufacturero en septiembre y el incremento del gasto en proyectos de construcción en este país.

El inicio negativo de octubre en Wall Street se vio reflejado en las plazas de América Latina, incluyendo a Sao Paulo, la principal de la región, donde el Ibovespa cedió un 2,93 %, hasta situarse en 50.791 puntos, tras operaciones por 6.344 millones de reales (3.524 millones de dólares).

Le siguió México, que al retroceder 1,10 % llevó al IPC a 33.133,88 unidades. Se intercambiaron títulos por 7.777 millones de pesos mexicanos (555 millones de dólares).

Sin embargo, el mayor descalabro lo vivió el corro de Buenos Aires, donde el Merval cayó un 6,68 %, hasta los 2.291,68 enteros. El volumen de negocios totalizó 65,4 millones de pesos argentinos (15,4 millones de dólares).

Por su parte, Santiago se contrajo un 3,21 % y el IPSA finalizó en 3.763,91 puntos. El monto de acciones vendidas llegó a 74.843.830.800 pesos chilenos (145,32 millones de dólares).

Similar, de 3,07%, fue la depreciación en el parqué colombiano, cuyo IGBC cerró en 12.518,78 unidades. Las inversiones totalizaron 143.329,90 millones de pesos colombianos (74,30 millones de dólares).

Lima, entre tanto, sufrió una bajada del 2,67 % y el índice IGBVL terminó en 17.838,98 enteros. Se efectuaron transacciones por 36.306.287 nuevos soles (13.095.144 dólares).

Por último, la rueda bursátil de Montevideo presentó una variación negativa del 0,67 %, lo que ubicó al IMEBO en 3.456,76 puntos. Cambiaron de manos papeles por 8.152.885 pesos uruguayos (402.820 dólares).

La evolución de los mercados latinoamericanos fue hoy la siguiente:

Mercado Cierre Puntos

SAO PAULO -2,93 % 50.791

MÉXICO -1,10 % 33.133,88

BUENOS AIRES -6,68 % 2.291,68

SANTIAGO -3,21 % 3.763,91

COLOMBIA -3,07 % 12.518,78

LIMA -2,67 % 17.838,98

MONTEVIDEO -0,67 % 3.456,76