El ala-pívot alemán de los Mavericks, Dirk Nowitzki, defendió al mariscal de campo de los Cowboys de Dallas, Tony Romo, al que consideran culpable de la derrota que el equipo tejano de la Liga Nacional de Fútbol Americano sufrió el pasado domingo ante los Lions de Detroit (34-30).

Nowitzki, que al igual que el resto de los jugadores de la NBA espera qué sucede con el conflicto laboral que les ha impedido comenzar los entrenamientos, a través del Twitter, dio todo su apoyo a Romo y se puso como ejemplo de que había pasado por el mismo proceso.

Pero parece que solo Nowitzki justifica y apoya a Romo porque el resto de exprofesionales de los Cowboys y analistas ven al mariscal titular del equipo de Dallas como culpable de las frustrantes derrotas que han sufrido, primero contra los Jets de Nueva York y luego frente a los Lions, con ventajas récord en el marcador.

Nowitzki defendió a Romo, que cometió tres interceptaciones para dejar escapar la mayor ventaja en la historia del equipo ante los Lions.

"Querido Tony Romo. No te preocupes por los críticos", escribió Nowitzki en su cuenta de Twitter. "Escuché la misma basura por mucho tiempo. Sigue trabajando duro y sigue mejorando".

Nowitzki silenció a sus críticos cuando la pasada temporada dio a los Mavericks el primer título de la NBA y se reivindicó después de la frustración sufrida las temporadas anteriores, incluida la perdida del campeonato contra los Heat de Miami en 2006.

El alero alemán entiende mejor que nadie el momento por el que pasa Romo, siendo etiquetado como un jugador que se cae en los momentos decisivos pese a tener estadísticas que demuestran lo contrario.

La culpa por las derrotas previas de los Mavericks en los partidos decisivos recaían en Nowitzki, aunque es solo el cuarto jugador en la historia de la NBA con promedios de la fase final de dobles dígitos (25 puntos y 10 rebotes).

Romo también es el cuarto mejor índice de pasador entre mariscales de campo activos, y ha guiado once series ganadoras.

Pero esas estadísticas no han impedido que los seguidores de los Cowboys y expertos tengan la percepción de que Romo se cae en momentos de presión, como lo demuestra la marca de 1-3 en la fase final, con graves errores cometidos por su parte.

Romo tampoco tiene mucha defensa en las dos últimas derrotas después de que dos entregas de balón suyas hayan ayudado a establecer marcas desafortunadas en la historia del equipo.

Los Cowboys nunca habían perdido estando arriba por 14 puntos o más en el cuarto periodo hasta que un balón suelto de Romo y una interceptación permitiese la remontada de los Jets en la apertura de la campaña.

Más frustrante fue todavía la remontada de los Lions, al estar 24 puntos abajo el pasado domingo en su campo, para imponer nueva marca por la mayor ventaja desperdiciada en la historia de los Cowboys, así como la mayor remontada de gira en la NFL.