El Senado haitiano eligió a Garry Conille como su nuevo primer ministro después de cinco meses de estancamiento en la nación caribeña que trata de recuperarse de un terremoto desde enero del 2010.

Conille fue elegido en una votación de 17-3 en el Senado de 30 escaños para encabezar el próximo gobierno de Haití. Nueve se abstuvieron.

Conille es un médico, que fue asesor de Bill Clinton cuando el ex presidente de Estados Unidos fue enviado de las Naciones Unidas a Haití. Conille ha trabajado para las Naciones Unidas desde 1999 en países como Haití, Etiopía y, durante nueve meses, en Níger.

Esta resolución le permite al presidente Michel Martelly instalar un gabinete y arrancar los trabajos de reconstrucción que se habían desacelerado desde el devastador terremoto del año pasado.

Las dos anteriores nominaciones de Martelly para el puesto fueron rechazadas por el parlamento desde que llegó al poder en mayo. La ausencia de un gobierno en total funcionamiento ha impedido que el político pueda trabajar en su programa.

El debate para ratificar a Conille, que duró unas seis horas, se centró en algunas cuestiones sobre su residencia, ya que su empleo lo llevó fuera de Haití durante años. Los funcionarios del gobierno en Haití tienen como requisito haber vivido cinco años consecutivos en el país constitucionalmente, pero las versiones del documento en francés y criollo no especifican cuando inicia el período de residencia.

Al final, un grupo de senadores de una coalición mayoritaria acordó que Conille era elegible.

"(Le) vamos a dar a Haití un nuevo primer ministro", dijo Jean Joel Joseph, miembro del oficialista partido Unidad, antes de que votara el Senado.

En su nuevo puesto, Conille ayudará a liderar los trabajos de reconstrucción luego del terremoto de enero de 2010 y asumirá las responsabilidades codirigiendo un panel de recuperación con su antiguo jefe, Clinton.

El panel, la Comisión Interina de Recuperación de Haití, ha recibido fuertes críticas porque el progreso ha sido poco evidente desde el desastre.

Conille ahora tendrá que presentar un plan de gobierno para ambas cámaras del parlamento, pero podría hacer revisiones si los legisladores tienen preguntas.

Conille no pudo ser contactado el martes en la noche para que hiciera comentarios al respecto.