Los delanteros Edinson Cavani y Luis Suárez padecen lesiones que despiertan dudas sobre si podrán jugar en el partido que Uruguay disputará el viernes contra Bolivia en el arranque de las eliminatorias del Mundial.

Cavani, del Napoli de Italia, y Suárez, del Livepool inglés, realizaron trabajos diferenciados el martes durante la primera práctica del grupo completo de la selección.

Ambos atacantes no fueron tenidos en cuenta en el equipo que puso en el campo de juego el técnico Oscar W. Tabárez en el ensayo del martes.

Este equipo formó con Fernando Muslera en el arco; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Diego Godín y Martín Cáceres como defensas; Alvaro González, Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Alvaro Pereira en el mediocampo. Abel Hernández y Diego Forlán conformaron la dupla de delantero.

El médico de la selección, Alberto Pan, explicó que Cavani sufre un esguince en el tobillo derecho, pero que "soportó muy bien las cargas de trabajo".

"El martes, trabajó en conducción de pelota, con muy buena tolerancia y continuó con los trabajos de gimnasio. El miércoles será revalorado y subiremos un escalón", dijo Pan.

Sobre Suárez, señaló que sufre una "molestia muscular en la raíz del muslo. Simplemente se limitó a realizar trabajos aeróbicos en doble turno. El martes se le disminuyó la carga de trabajo y el miércoles volverá a ser evaluado".

Cavani reconoció que su club no está contento con la posibilidad de que juegue tras la lesión, pero declaró que nadie le iba a prohibir que viajara para jugar con la selección.

"Es normal que cuando uno juega en su equipo y le toca quedar afuera de una lesión, hay celos de que luego juegue en la selección", dijo Cavani. "Todos defienden lo suyo y es normal, pero no me pueden negar venir acá".

Tabárez dijo que recién el jueves va a tener una idea clara sobre el once titular.

El entrenador señaló que su selección tiene ahora "más rodaje, experiencia y conocimiento mutuo entre todos. Comparándonos con nosotros mismos, es un signo de crecimiento".

Sin embargo, señaló que "una eliminatoria es difícil. Todos los partidos lo son y vamos a encarar este juego ante Bolivia con esa mentalidad".

"Por lo que hemos estudiado de Bolivia, sabemos que es lo que va a intentar hacer en la cancha. Y por eso tenemos que tener mucho cuidado con la formación que presentamos. Argentina en el debut de la pasada Copa América, le puso dos delanteros, (Lionel) Messi, más dos volantes ofensivos y por poco no perdieron el partido", advirtió Tabárez.