El Mallorca anunció el martes la contratación de Joaquín Caparrós para reemplazar a Michael Laudrup en la banca del club español.

Caparrós fue presentado el mismo día tras firmar un contrato que le vincula hasta el final de la temporada.

"En ganas, esfuerzo colectivo y unidad no nos debe ganar nadie en esta Liga", dijo Caparrós en su presentación.

El técnico de 55 años asume en medio de una crisis en el club, que marcha en el décimo lugar de la liga española.

Su antecesor Laudrup renunció la semana pasada, alegando diferencias con el vicepresidente del equipo, Lorenzo Serra Ferrer, y con las políticas económicas del club.

La salida del timonel danés provocó diferencias entre los miembros de la junta de directores del equipo, lo que desembocó el lunes en la renuncia de la familia del tenista Rafael Nadal.

"Lamentamos la imagen proyectada estos días", declaró el presidente del Mallorca, Jaume Cladera.

La familia de Nadal tiene el 10% de las acciones del club, y Cladera afirmó que, por ahora, se mantendrán como accionistas.

Miguel Angel Nadal, el tío del tenista y ex integrante de la selección español, dirigió un partido tras la salida de Laudrup. Fue un empate 2-2 como visitante al Osasuna el pasado fin de semana.

Serra Ferrer dijo que el ex defensor del Barcelona se reunirá el miércoles con Caparrós para definir sus próximas funciones.

Caparrós reconoció la crisis institucional que vive el equipo, pero resaltó el que se encuentre a mitad de tabla.

"La que está cayendo en el Mallorca y lleva siete puntos", dijo. "Claro que es importante que haya paz y unidad, y ya ha habido un consejo de administración. Lo que está claro es que tenemos que pensar y actuar todo como un equipo, e incluyo a los directivos, jugadores, afición, medios de comunicación, para hacer más grande al Mallorca".