En su 23er año en la televisión "Los Simpson" podrían convertirse en una especie en peligro de extinción.

El productor del programa dijo el martes que el programa no puede continuar con el mismo modelo financiero después de que se conociera un reporte sobre los posibles recortes a los sueldos que se prevén para los actores que hacen la voz de Homero, Marge, Bart y otros personajes de la serie animada.

"Creemos que esta brillante serie puede y debe continuar, pero no podemos producir nuevas temporadas con su modelo financiero actual", dijo Chris Alexander, vocero de 20th Century Fox Television, quien agregó que los productores esperan llegar a un acuerdo.

La serie animada es una pieza principal en la programación del domingo por la noche de Fox, y los críticos de televisión consideran que es uno de los mejores programas en el medio. Pero al igual que muchos programas que han estado al aíre por mucho tiempo, el costo de producirlo se ha vuelto prohibitivo.

Al parecer Fox pierde dinero cada año con los nuevos episodios, incluso cuando todos los episodios viejos se siguen transmitiendo a perpetuidad y son una fuente segura de ingresos para los productores y los creadores.

El sitio de internet The Daily Beast reportó el martes que los productores exigen un recorte de 45% para los sueldos de los seis actores que, según reportes, obtienen casi ocho millones de dólares cada uno por temporada.

El sitio de internet dijo que los actores encargados de las voces han aceptado obtener sólo 30% de su sueldo a cambio de una porción de las acciones y los ingresos por ventas de mercancías del programa.

Allan Mayer, vocero del actor Harry Shearer, dijo que no tenía declaraciones al respecto de las negociaciones. La representante de Dan Castellaneta, quien le da voz a Homero Simpson, dijo a The Associated Press que no sabía que se estuvieran realizando negociaciones y el creador Matt Groening no regresó inmediatamente las llamadas que se le hicieron.

"Los Simpson" han sumado un promedio de 7,1 millones de espectadores para los nuevos episodios estrenados este trimestre, cerca de 14% menos que el año pasado. En la temporada 1991-92 tuvieron un promedio de 21,7 millones de espectadores cada semana, según la empresa especializada en audiencias Nielsen.

Hace 20 años la edad media de los espectadores era de 23 años y esta temporada es todavía bastante joven para un programa de televisión, colocándose en 32 años, dijo Nielsen. Esto es un indicador de la forma en la que el programa ha regenerado su audiencia a medida que pasan los años.

"Todavía tiene una audiencia principalmente joven y masculina, lo que es difícil de lograr en la televisión a nivel nacional", dijo Brad Adgate, investigadores de Horizon Media. "Su longevidad se debe a eso. Pueden cobrar un extra para llegar a esa audiencia y lo hacen".