Los países de la cuenca del Río de la Plata, una de las mayores redes hidrográficas del mundo, se comprometieron hoy a un trabajo coordinado para proteger sus recursos hídricos.

Este compromiso se selló hoy en Buenos Aires durante la reunión del Comité Intergubernamental Coordinador de la Cuenca del Plata (CIC), integrado por representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, países que integran esta cuenca de 3,2 millones de kilómetros cuadrados.

En este marco, el CIC presentó su programa para la gestión sostenible de los recursos hídricos en la cuenca, que prevé acciones de cooperación transfronteriza entre los gobiernos.

El subsecretario de Política Latinoamericana de la Cancillería argentina, Diego Tettamanti, dijo que los países de la cuenca se proponen intercambiar conocimientos y fortalecer sus capacidades técnicas para la gestión de los recursos hídricos, "teniendo en cuenta para ello, en particular, los efectos del cambio climático".

"Esta nueva dinámica en la Cuenca del Plata se inserta en el proceso de integración regional más profundo que hayamos conocido", destacó el funcionario.

Según datos difundidos por la Cancillería argentina, la cuenca del Plata es la región de Sudamérica de mayor desarrollo económico y crecimiento poblacional.

La cuenca se concentra aproximadamente el 70% del Producto Interno Bruto de los cinco países que la componen.

"Tenemos el 6 por ciento de la población mundial y el 20 por ciento del agua. Otras regiones tiene la ecuación inversa. Nuestro horizonte es esperanzador pero no podemos dormirnos", dijo la embajadora argentina Mónica Troadello, quien asumió la coordinación general por el próximo año del programa de para la gestión sostenible de los recursos hídricos en la cuenca.

El vicecanciller uruguayo, Roberto Conde, señaló por su parte que "no hay desarrollo si no se resuelve de forma justa los asuntos del medioambiente".

El CIC se creó en 1967 y se consolidó dos años después con la firma del Tratado de la Cuenca del Plata.