El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, confirmó hoy su asistencia a la XXI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Paraguay el 28 y 29 de octubre.

También asistirá a la primera Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribe (CELAC) que tendrá lugar en Caracas el 2 y 3 de diciembre próximo, dijo el gobernante a los periodistas antes de viajar a Washington, donde el miércoles será recibido por su homólogo de los Estados Unidos, Barack Obama.

"Estaré en Paraguay el 28 de este mes de octubre", añadió Lobo, quien indicó que en la reciente visita que hizo a las Naciones Unidas en Nueva York, se encontró con el mandatario del país suramericano, Fernando Lugo, con quien dialogó sobre la XXI Cumbre Iberoamericana.

El tema central de esa cumbre será la "Transformación del Estado y desarrollo".

Sin precisar detalles, Lobo subrayó que él está participando "en el concierto de las naciones" y que el 2 de diciembre estará en Caracas en la Cumbre de la CELAC.

"Ya tengo la invitación del presidente Chávez (Hugo)", de Venezuela, "para estar en esa reunión", dijo Lobo, quien hoy también anunció, sin señalar fecha, que en la segunda semana de octubre será recibido en El Vaticano por el papa Benedicto XVI.

Al referirse a la cumbre de la CELAC, expresó que está dispuesto "a acompañar todo el esfuerzo que haya" para que los centroamericanos y los latinoamericanos en general se unan.

"Yo no tengo por qué guardar rencor ante nada, para mí lo importante es ver hacia adelante y ver que todos podemos ser amigos y muy amigos, todos somos una gran nación de pueblos latinoamericanos", enfatizó Lobo, quien asumió el poder el 27 de enero de 2010.

Lobo ha logrado el reconocimiento de su Gobierno, después del aislamiento que sufrió Honduras a raíz del golpe de Estado al entonces presidente, Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009, cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución, pese a tener impedimentos legales.