Las acciones del banco franco-belga Dexia caían un 33 % en la bolsa de Bruselas en los primeros veinte minutos de la sesión de hoy, después de que la entidad sugirió que podría desmantelar parte de sus activos.

Los títulos de Dexia ya habían caído un 10,16 % en la sesión del lunes, a cuyo cierre el consejo de administración de la entidad celebró una reunión de emergencia que se prolongó durante seis horas.

Al final, la dirección del banco emitió un comunicado cuidadosamente elaborado que apuntaba al desmantelamiento del banco.

El consejo de administración encargó al consejero delegado, Pierre Mariani, preparar necesarias para "resolver los problemas estructurales" de la entidad.