Unos 150 representantes de 40 países instalarán mañana en Costa Rica la I Cumbre Mundial de Juventud Afrodescendiente, con el objetivo de impulsar políticas públicas de participación ciudadana y desarrollo social de esta población.

El evento, que concluirá el próximo viernes, será inaugurado por el vicepresidente de Costa Rica, Alfio Piva, y contará con mesas redondas, conferencias magistrales y debates acerca de temas relacionados con los derechos humanos.

Angie Cruickshank, representante en Costa Rica de la organización Círculo de Juventud Afrodescendiente de las Américas y organizadora de la cumbre, explicó este martes a Efe que el principal objetivo del evento es "formular una política común" entre los participantes, provenientes de unos 40 países de América, el Caribe, África y Europa.

Agregó que esa "política común" integrará los tres grandes temas de discusión del foro: desarrollo social, participación ciudadana -especialmente en la búsqueda de una mayor incidencia de los afrodescendientes en sus países- y políticas públicas para erradicar la discriminación y la desigualdad.

Esta I Cumbre de jóvenes, que se enmarca dentro del Año Internacional de los Afrodescendientes, pretende diseñar un "plan estratégico" basado en esos tres grandes temas, que será presentado a los Gobiernos y la Organización de Naciones Unidas.

Se busca que el plan estratégico incluya también políticas en materia de derechos humanos, juventud, género, medio ambiente, seguridad alimentaria, salud sexual y reproductiva, migración, educación intercultural, inclusión social y articulación política, entre otros.

Entre los invitados especiales al evento destacan la presidenta del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Afrodescendientes, Mirjana Najchevska, y la secretaria de Políticas de Acción Afirmativa de la Secretaría Especial para la Promoción de Igualdad Racial de Brasil, Anhamona Silva de Brito.

El evento cuenta con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, del Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Gobierno de Costa Rica y empresas privadas.

En la cumbre participarán representantes de esos organismos y de Gobiernos latinoamericanos especializados en temas de juventud y afrodescendientes.