La policía española detuvo a 10 personas, dos de ellos colombianos, acusadas de introducir cocaína oculta en contenedores procedentes de Costa Rica.

La droga se descargaba en Tarragona, en la región nordeste de Cataluña, con la participación de algunos empleados del puerto, dijo la policía el martes en un comunicado.

La operación se realizó en tres fases: dos intervenciones a finales de julio y una última a mediados de septiembre. Como resultado, los agentes se incautaron de 136 kilógramos de cocaína, 141.000 euros (187.135 dólares) en efectivo y cuatro vehículos de alta gama, entre otros efectos.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 19 y los 56 años, son ocho españoles y dos colombianos. Todos ellos fueron arrestados en localidades de Tarragona y en Barcelona.

Según la policía, tres permanecen en prisión — incluidos los dos colombianos_, mientras que el resto de miembros de la organización fueron puestos en libertad con cargos.