La batalla que está librando el presidente Hugo Chávez contra el cáncer comenzó a rendirle frutos políticos y permitió que su popularidad saltara en septiembre a 58,9%, con lo que supera en diez puntos porcentuales el indicador de julio, destaca una encuesta difundida el martes.

De acuerdo a un estudio de la encuestadora local Datanálisis, el respaldo popular de Chávez se ubicó en septiembre 58,9%, lo que rompe la tendencia de estancamiento que enfrentó el mandatario durante los últimos dos años cuando su popularidad se mantuvo alrededor de 50%.

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, dijo a la AP que la popularidad saltó de 48,6% en julio a 58,9% en septiembre gracias en parte al "manejo de la información" que realizó el gobierno del cáncer que padece Chávez desde mediados de año.

León afirmó que el gobierno logró "evitar el costo tradicional de la enfermedad" y lo convirtió en un "activo" a favor del mandatario.

Agregó que el "mensaje de esperanza" que transmitió el gobierno de que Chávez está en la "batalla para sobrevivir" le rindió resultados favorables tanto en su popularidad como en la disposición de votos, que pasó de 31% en julio a 40% en septiembre.

La encuesta, que se hizo a nivel nacional entre 1.300 personas entre el 29 de septiembre y el 7 de septiembre, registró un margen de error de 2,7 puntos porcentuales. Fue financiada por empresas y particulares que no precisó la encuestadora.

El gobernante, de 57 años, viene enfrentando desde mediados de año un cáncer, que hasta el momento las autoridades no han informado donde fue localizado. Entre julio y septiembre Chávez se sometió a cuatro ciclos de quimioterapia en La Habana y Caracas para evitar la aparición de nuevas células cancerosas.

Por efecto de la enfermedad, Chávez bajó cerca de 15 kilos y perdió parte del cabello, lo que lo llevó a raparse la cabeza. A raíz del padecimiento, el mandatario redujo sus apariciones públicas y sus acostumbrado maratónicos discursos.

Chávez anunció el mes pasado que culminó los ciclos de quimioterapia y que en octubre se someterá a una evaluación general para descartar la posible aparición de nuevas células cancerosas.