El Parlamento de Nicaragua autorizó hoy al Ejecutivo para contratar un préstamo por 22 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que permitirá financiar el Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energías Renovables (Pneser).

La ratificación del empréstito, firmado por el Ejecutivo el pasado 25 de agosto, se logró con 77 votos de los diputados presentes de un total de 92 que integran la Asamblea Legislativa, precisó ante el pleno el titular del Parlamento, el oficialista René Núñez.

El presidente de la comisión económica del Congreso, el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez, explicó que esos 22 millones de dólares son adicionales a otros 30,5 millones que el BID ya había aprobado para ese programa de electrificación.

Ese programa, que será ejecutado por el Ministerio de Energía y Minas, la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica y la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ofrecerá en los próximos cuatro años servicios de electricidad a 117.390 nuevos usuarios, según el decreto ejecutivo.

También normalizará el servicio en 164.000 hogares, con 984.000 habitantes, que ahora tienen conexiones eléctricas ilegales.

Asimismo, respaldará la construcción de 214 kilómetros de nuevas líneas de transmisión que transportarán energía procedente de fuentes renovables como eólica y geotérmica.

Gutiérrez indicó que Pneser pretende impulsar la transformación de la matriz energética en Nicaragua, que actualmente depende en un 66 por ciento de derivados del petróleo.

Nicaragua proyecta generar el 90 por ciento de la energía con fuentes renovables en 2017, según las autoridades.

A través de Pneser también se espera aumentar la cobertura eléctrica en Nicaragua del 65 al 85 por ciento para el 2014, lo que beneficiará a 1,7 millones de personas, detalló Gutiérrez.

Además, las autoridades nicaragüenses aspiran a fomentar el desarrollo en las zonas rurales, disminuir la deforestación y financiar estudios que promuevan la energía renovable.

Según el Parlamento, entre 2011 y 2015 ese programa de electrificación ejecutará 404,3 millones de dólares.

Gutiérrez precisó que el BID tiene comprometidos 77,5 millones de dólares, 74 millones de dólares el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y 70 millones de dólares el Banco Europeo de Integración, para financiar ese proyecto.

Además, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) prestará 25,5 millones de dólares y 20 millones de dólares el Banco Mundial, agregó.

La mitad del empréstito se pagará a un plazo de hasta 30 años, con seis años de gracia y con una tasa de interés concesional; y los otros 11 millones de dólares se pagarán a un plazo de hasta 40 años, en un sólo pago a los 40 años con una tasa de interés de 0,25 por ciento, según los legisladores.

Por otro lado, el Parlamento inició hoy el trámite, para su posterior aprobación, de un préstamo del BID por 20 millones de dólares para financiar un programa de vivienda que beneficiará a 12.830 familias.